Un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) vino a confirmar lo que todos los asalariados perciben a diario en sus bolsillos. La pérdida del poder adquisitivo del salario y los miles de despidos se manifiestan también a la hora de analizar qué porción del ingreso generado por la economía corresponde a los salarios.

Según la Cuenta de Generación de Ingresos en Insumo de mano de obra (CGII) que publicó el miércoles el INDEC la participación del salario en el último trimestre del año 2018 cayó hasta un 47,3% cuando un año antes alcanzaba un 52,6%. De este modo los trabajadores tomados en su conjunto retrocedieron 5,3 puntos que, en definitiva, fueron a parar a las arcas de los empresarios que incrementaron su participación desde un 37,7% hasta un 42,8%, equivalentes a 5,1 puntos. El diferencial de 12,3% que completa el 100% del valor agregado bruto se explica fundamentalmente por el denominado “ingreso mixto” referido a los trabajadores autónomos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
Tomando en cuenta que el valor agregado bruto que la economía generó durante el cuarto trimestre de 2018 alcanzó los $14,32 billones en forma anualizada, en términos absolutos, la caída de la participación de los salarios implicó una transferencia de recursos entre una clase y la otra equivalente a $ 760 mil millones a valores de ese trimestre.