El Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) lanzó a consulta pública un proyecto que busca fomentar el uso del gas natural como combustible en vehículos destinados al servicio de transporte de pasajeros o de carga. Se trata del Proyecto de la Norma NAG-420, que establece los requisitos para la ampliación de la habilitación de las Estaciones de Carga de GNV, a fin de garantizar que el abastecimiento a este tipo de vehículos se efectué de manera segura y controlada.

Al respecto, el Interventor del ENARGAS Federico Bernal expresó que “el Gobierno Nacional está impulsando la gasificación de la matriz energética con producción nacional. El gas es clave en el desarrollo de la transición energética en la Argentina, combinando rápidamente mejoras de seguridad en los usos energéticos, mayor competitividad productiva y descarbonización. La difusión del gas como combustible vehicular permitirá una disminución de los costos de logística y en el transporte carretero de pasajeros, ya que además de la utilización de un combustible de menor precio relativo, se fomenta la utilización de un recurso disponible y abundante”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para el Interventor, además, esta norma proyecta “mejorar la balanza comercial energética y un ahorro en subsidios por la sustitución de combustibles líquidos importados y promover la eficiencia operativa del sistema gasífero, por las características planas (no estacionales) del consumo anual de gas natural con tecnologías certificadas a través de reglamentaciones nacionales, de normas internacionales y regionales, y de países de reconocida trayectoria”.

En esa misma línea, la Norma NAG-420 (2021) ofrece una alternativa potencialmente viable en el Territorio Nacional, tanto por la disponibilidad de gas natural para uso vehicular, como por la extensión de sus redes de distribución, oferta y dispersión de puntos de abastecimiento a vehículos, en lugares de alta concentración urbana y Rutas Nacionales o Provinciales.

En relación a ello, Bernal remarcó que “la oferta de gas natural producido en el Territorio Nacional y, disponible para su uso como combustible vehicular en puntos de abastecimiento seguros, podría potenciar el crecimiento del parque de vehículos destinados al transporte de pasajeros o de carga a GNV, lo que a su vez implica la posibilidad de incentivar un recurso competitivo y a escala, como resulta la producción de gas natural de las cuencas Neuquina y Austral.”  Y agregó que “la abundancia de este combustible para la logística y el transporte potencia directamente el desarrollo tecnológico en la cadena de valor gasífera, promoviendo la inserción de PyMEs locales como proveedoras y traccionando empleo de calidad para producir insumos con mayor valor agregado”.