En una larga semana de reuniones, el nuevo secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Hang, ratificó la continuidad de las políticas que se venían implementando en materia de control de la inflación. Mientras lo hacía, las empresas seguían aumentando sus precios. La consultora LCG informó que solo en la quinta semana de mayo, se aceleraron un 0,9% y que la inflación de mayo promedió el 5 por ciento.

En las reuniones, el funcionario ratificó la instrumentación del fideicomiso para controlar el precio interno del trigo, lanzado durante la administración de Roberto Feletti, también la nueva versión de +Precios Cuidados y reafirmó, además, la voluntad de activar la ley de Góndolas y la de Etiquetado Frontal.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre las empresas, la recepción fue entre moderada y distante. Consideraron «positivo» el primer llamado del secretario, pero en el off se manifestaron desilusionadas con la continuación de la política comercial de los últimos años. Una de las voces más importantes del mercado lácteo expresó su frustración y definió el primer acercamiento como «más de lo mismo».

Continuidad

En el inicio de la semana, Hang recibió a referentes de la Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim). También se vio con el titular de la UIA y de la poderosa confederación alimenticia Copal, Daniel Funes de Rioja, y con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que reúne a las grandes cadenas de comercios minoristas. El jueves y viernes les tocó a las pymes representadas en la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales (Enac) y en la CAME.

El secretario dijo a los molineros «que el fideicomiso de trigo seguirá por ahora y que va hablar con los exportadores para asegurar que alcancen los fondos para poder cumplir con el compromiso de junio», dijeron fuentes a Tiempo. La confirmación alcanzó también al fideicomiso dispuesto para controlar el precio interno del aceite.

La Faim interpretó que Hang dio señales de continuidad respecto a la línea de Feletti, si bien rescató que el secretario «se comprometió a buscar alternativas superadoras» a los fideicomisos.

Llamó la atención el resultado del encuentro con Copal, por el apoyo a los programas de precios, en momentos en que los funcionarios advierten que esas empresas no entregan productos. Los supermercados denuncian lo mismo y amplían el reclamo a las proveedoras de artículos de limpieza y tocador. En los últimos días de su gestión, en un intento por destrabar ese problema, Roberto Feletti consideró otorgar un aumento del 5% a +Precios Cuidados, el doble de la pauta acordada.

En el entorno de Hang informaron que las reuniones continuarán en la próxima semana y anticiparon que «será intensa», aunque aun no hay agenda confirmada.

Denuncia

Poco después de renunciar a su cargo, Feletti se enteró de que el diputado bonaerense por la Coalición Cívica, Luis Bugallo, y las diputadas nacionales por el mismo partido, Marcela Campagnoli y Victoria Borrego, lo denunciaron penalmente por supuesto delito de defraudación contra la administración pública, lavado de activos y fraude a la industria y al comercio. También denunciaron a las empresas Molinos Cañuelas y Molinos Florencia, que dos días antes de la salida del funcionario recibieron $1394 millones de BICE Fideicomisos S.A., administradora del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino.

Los legisladores declararon que la denuncia está motivada por “múltiples denuncias periodísticas y testimonios que fueron recibidos en nuestros públicos despachos”. Desde el entorno de Feletti describieron la situación como “una operación total” y agregaron que “el fideicomiso es una decisión de Presidencia, en la que intervienen dos ministerios, más Comercio Interior y el BICE, con un seguro de caución, y se financia en el marco de la ley”. «