El dato de inflación del 7% en agosto que se conoció esta semana superó los peores pronósticos. La suba interanual llegó al 78,5% y acumula en el año un 56,4%. El escenario aceleró los reclamos de adelantamiento de las revisiones y la pauta para los nuevos acuerdos.

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que difundió el Banco Central a fines de agosto pronostica una suba para ese mes del 6,5% y, sobre esa base, una inflación para 2022 del 95% que escala al 99,4% entre las consultoras que mejor estiman ese índice. Se espera que la próxima previsión la sitúe por encima del 100%.

En este marco se ingresa a la tercera etapa de negociaciones salariales. La mayoría de las paritarias selladas establecen revisiones entre septiembre y noviembre. Y en el caso de los acuerdos con revisiones recién para 2023 y que cerraron con aumentos de entre el 60 y el 65%, los gremios comienzan a reclamar su adelantamiento. Es el caso de la Federación de la Carne, que esta semana cerró una revisión prevista para enero y logró añadir tres cuotas adicionales que llevarán la suba anual hasta el 85%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bancarios y muchos más

La Asociación Bancaria, de Sergio Palazzo, reclamó esta semana modificar los términos de su acuerdo inicial. Su secretario de Prensa, Claudio Bustelo, explicó a Tiempo que «la revisión estaba pautada para octubre. Pero en base a los nuevos datos se decidió adelantar ese pedido. Tenemos un acuerdo que con una última cuota del 8,9% en octubre llegaba al 60%. Hasta el momento tenemos el 51,1% y por eso quedamos unos puntos por debajo de la inflación. Elevamos una nota al ministerio (de Trabajo) para reabrir el diálogo con el objetivo de no perder poder adquisitivo».

Sobre el reclamo que llevarán, el dirigente destacó que «hay proyecciones que pronostican una inflación de entre el 90 y el 100%. Tenemos dos revisiones pautadas, una en octubre y otra en diciembre que vamos a mantener».

La agenda inmediata está muy cargada y podría abultarse aún más. El gremio de Alimentación se encuentra en plena revisión para mejorar el acuerdo firmado en mayo por un 59%. Camioneros deberá negociar en octubre para completar el acuerdo firmado por seis meses por un 31% aunque ya hay acercamientos para adelantar un adicional de entre el 10 y el 20%. El gremio de la Construcción tiene revisión en noviembre aunque cuenta con resto porque acordó una suba del 76%. Estaciones de Servicio, liderado por el triunviro Carlos Acuña, busca adelantar la revisión de noviembre porque el incremento pactado es de apenas el 48%. Ferroviarios tienen revisión en octubre para mejorar el 40% que sellaron en mayo. La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa comenzará este miércoles la revisión de su acuerdo paritario que acumula en un semestre un 40%.

Héctor Amichetti, titular del gremio Gráfico señaló que «firmamos un 50% de abril a octubre cuando estaba pautada una cuota del 15%. La reabrimos en septiembre, adelantamos esa cuota y agregamos un 36% hasta marzo. Igual planteamos una nueva revisión en febrero». Es que, «como viene la mano con el 86% te quedas corto».

La UOM acaba de concluir su primera revisión pautada para julio que llevó el acuerdo firmado por un 40% hasta el 65% con otra revisión en febrero que podría quedar muy lejos en el tiempo. El sindicato del Papel revisará en octubre al igual que el gremio petrolero, los portuarios y el gremio de la Sanidad. El Neumático atraviesa un extenso conflicto como parte de la revisión del acuerdo del período 2021-2022 que ya está vencido y deberían encarar la negociación para el período 2022-2023.

Por el lado del sector público, los docentes acaban de firmar una revisión de la paritaria nacional llevándola al 82% que, en rigor, resulta simbólica porque solo determina el salario mínimo nacional. Mientras, florecen los conflictos a nivel provincial.

Los docentes universitarios de Conaduh pararán nuevamente el lunes y martes en rechazo a la revisión de su acuerdo que lo llevó al 62% para diciembre de 2023. A la medida se sumaron varios sindicatos de base de la otra federación, la Conadu, que aceptó esa revisión. Los estatales de ATE reclamaron el adelanto de la revisión de su acuerdo firmado por un 60% en los primeros días de junio y amenazan parar el 27.

La inflación quedó lejos

En diálogo con Tiempo, Luis Campos, Director del Observatorio del Derecho Social de la CTA-A sintetizó el escenario señalando que «la aceleración de la inflación está abriendo la tercera fase de la negociación de este año. Los primeros acuerdos fueron de entre el 40 al 45%. A mitad del año, las negociaciones se cerraron en el 60% con algunas revisiones y ya hay varias actividades que están en torno al 80%. Muchos gremios están planteando una revisión de aquellos acuerdos que con el 60% se quedaron muy lejos de la inflación».

Para el especialista, «como la inflación rondará el 100% seguramente esta nueva fase no sea la última y habrá nuevas revisiones. El salario promedio de los trabajadores registrados de julio quedó por debajo del de diciembre de 2019. No sólo no hubo recuperación sino que hay una tendencia descendente. El dato de agosto también será malo. Difícilmente este año el salario real se recupere».

Amichetti se lamentó al señalar que «al gobierno le están ganando la pulseada los formadores de precios. Nosotros reclamamos que se abran los libros de las empresas para atacar no el precio final sino los insumos intermedios. Hace falta una acción mas decidida del Estado», concluyó. «