La administración bonaerense se sumó a la iniciativa pública para compensar a las empresas que pueden dar cuenta del impacto económico por consecuencia del Covid-19.

Tras haber cuestionado este fin de semana un proyecto que la Unión Industrial Argentina (UIA) acercó al gobierno nacional y a la CGT con el objetivo de pisar fuerte en la mesa de la política que vendrá, las pymes salieron este lunes a apoyar el anuncio del gobernador Axel Kicillof que contempla beneficios impositivos y crediticios.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La provincia anunció por un lado un programa de asistencia tributaria conducido por el ARBA que contempla entre otras medidas una reducción de Ingresos Brutos, que es uno de los impuestos qué más cuestionaron las empresas en los últimos años. También prevé un plan de preservación de las fuentes de trabajo a cargo de la cartera laboral local.

El anuncio se complementa con un programa crediticio del Banco Provincia con tres líneas para los sectores productivos.

El ministro de la Producción de la provincia Augusto Costa definió el llamado programa de Asistencia a Sectores Afectados por la Pandemia (ASAP) como un paquete de medidas “transversales” y “focalizadas en los sectores más afectados” por la crisis, y remarcó que se trata de una iniciativa que busca complementar las medidas que implementa la administración nacional.

Un comunicado conjunto de las asociaciones UIPBA, FEBA, CEPBA y ADIBA saludaron el anuncio como fruto de una negociación conjunta con la provincia. “Este paquete de medidas impositivas, financieras, laborales y crediticias de asistencia a sectores específicos, que se complementa con los programas de Nación, da respuesta, en gran medida y de acuerdo a las posibilidades financieras de la Provincia, a las solicitudes de las entidades gremiales que han trabajado en forma unificada”, señalaron en el mensaje.

A la par la Confederación General Empresaria (CGERA) resaltó la iniciativa de disponer financiamiento para las empresas que no pudieron acceder a la línea con tasa del 24% de Nación porque “se ve un compromiso para poner al Banco Provincia al servicio de la producción”, declaró Marcelo Fernández, titular de esa entidad.

Por su parte el vicepresidente de la Asociación Pyme (Apyme), Julián Moreno, saludó la iniciativa y resaltó “la importancia de que el gobierno apunte a fortalecer el trabajo la producción nacional y  que en particular se contemple la situación tributaria y crediticia de las pymes que constituyen más del 90% delas empresas y dinamizan el empleo y la actividad en las economías locales”, afirmó la entidad en una difusi.

El entusiasmo del sector contrastó con el malestar que manifestaron en los últimos días frente a lo que consideran un avance de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de las grandes empresas en la mesa que diseñará las políticas post pandemia.