El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) emitió nuevas sanciones por el apagón masivo del Día del Padre de 2019. Esta vez, las multas aplicadas a un grupo de empresas generadoras de energía ascendieron a 7,3 millones de pesos, que se suman a los $ 17,7 millones que había impuesto en los últimos días a las distribuidoras. De esta manera, suman en la última semana $ 25 millones en multas para las empresas del sector por el mismo apagón. En total, las sanciones por ese día alcanzan los $ 109 millones.

A través de las Resoluciones N° 154, 155, 156, 157, 158, 159 y 160/2021, el ENRE determinó la responsabilidad de la empresa ORAZUL SA, por su Central Termoeléctrica Alto Valle y Central Hidroeléctrica Planicie Banderita; de la empresa Genneia Desarrollos SA, por su Central Térmica Cruz Alta; de la empresa ENEL Generación El Chocón SA; de la empresa EPSE, por su Central Hidroeléctrica Caracoles; de la empresa YPF, por su Central Térmica Chihuidos; de la empresa Sullair Argentina SA, y de CAPEX SA, por su Central Agua del Cajón durante el evento del apagón. Las sanciones ascienden a $ 7.319.723 por “acciones negligentes que aportaron al colapso del sistema eléctrico argentino”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El ente comunicó que las sanciones están relacionadas a “incumplimiento de las obligaciones asumidas en los Procedimientos Técnicos (PT) N° 10, N° 16 y N° 4 que integran Los Procedimientos para la Programación de la Operación conforme lo establecido en Anexo II de Los Procedimientos para la Programación de la Operación y sus normas complementarias, en relación con su obligación respecto del arranque en negro allí establecida”.

El informe del organismo determino que estos agentes, al igual que los ya sancionados, incurrieron en “acciones negligentes ante el inicio de las disminuciones de frecuencia y las oscilaciones de potencia en las instalaciones”. Ante esta situación, “la demanda de energía debía limitarse en proporción a los generadores conectados para restablecer el equilibrio”. Estos cortes de demanda “son obligatorios para todos los agentes de sistema”. Sin embargo, “estos no actuaron acorde a las necesidades del momento, lo que provocó la desconexión anticipada”.

Hasta el momento el ENRE lleva aplicadas sanciones por $109.319.723 a diversos agentes del sistema eléctrico y se encuentra próximo a finalizar el proceso sancionatorio al resto de los agentes distribuidores y grandes usuarios del Mercado Eléctrico, a los que ya se les formularon cargos; a los generadores por falla en el arranque en negro y desconexión anticipada; y al resto de transportistas involucradas en el hecho.