El Indicador de Precios Internos al por Mayor (IPIM) que elabora el Indec arrojó una suba del 5,9% en abril respecto a marzo de este año. Los productos nacionales aumentaron el 5,8% y los importados el 6,6%, por el fortalecimiento del dólar a nivel global.

Los precios mayoristas están entre los factores que impactan en la inflación minorista. De hecho, el nivel medido es similar. Los analistas prevén que la tendencia continuará en los próximos meses, impulsada por los precios internacionales y la influencia del tipo de cambio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con el número de abril, el IPIM acumuló un aumento del 51,9% respecto a igual mes de 2021, lo que supone una aceleración respecto a marzo, cuando el índice marcó un 50,3% interanual.

En tanto, en los cuatro meses iniciales de 2022 acumuló una suba del 22,3%.

Los productos manufacturados son los que más aumentaron en abril, con un 6,2%, seguidos por los productos primarios, con el 5%.

Entre estos últimos, los productos agropecuarios tuvieron una incidencia de 0,4 puntos porcentuales, y petróleo crudo y gas incidió en 0,68 puntos porcentuales.

Dentro de los productos manufacturados, fue alto el peso de refinados de petróleo, de 0,88 puntos porcentuales, y alimentos y bebidas, de 0,73 puntos porcentuales.

En el acumulado enero-abril, refinados de petróleo sumó un aumento del 31%. En el mismo tramo, la energía eléctrica aumentó el 20,2%.

Costos de la construcción

El Indec también presentó su Indice de Costos de la Construcción (ICC), con un aumento intermensual del 2,5% que aportó a una suba interanual del 44,1% y a una acumulación del 14,1% entre enero y abril.

La variación intermensual fue menor a la de marzo porque ese mes impactaron las paritarias del sector.