La mesa chica de la CGT ya discutió la posibilidad de realizar un paro nacional a fin de mes. Ahora, será el Consejo Directivo de la central sindical el que debatirá el tema pasado mañana, en lo que aparece como una reunión clave.

Si bien cuando la conducción de la CGT anuncia un paro deja abiertos los canales de diálogo con el gobierno nacional, lo que ha derivado en alguna ocasión en el levantamiento de la medida de fuerza, en esta oportunidad el paro se anunciaría y desarrollaría mientras el gobierno teje con dificultad un entramado que le permita ingresar mejor posicionado a la recta final de la campaña electoral.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, ya anticipó que la CGT será invitada a Casa Rosada a debatir los 10 puntos oficiales. Si bien los temas por los cuales la CGT haría el paro no son los mismos que están plasmados en el decálogo oficial, no se descarta que en un encuentro así las partes lograsen algún tipo de acuerdo.

Antes, el FMI

En realidad, la semana política de la CGT empezará mañana, cuando una parte de su conducción reciba a la misión del Fondo Monetario que arribó a Buenos Aires la semana pasada.

Encabezados por Roberto Cardarelli, el italiano responsable de auditar los números de las cuentas nacionales argentinas, la misión repetirá dos encuentros anteriores con la conducción de la central obrera.

“Ellos nos pidieron la reunión”, aclaró Andrés Rodríguez, titular del sindical de trabajadores estatales UPCN,  a Tiempo.

Rodríguez detalló que los directivos cegetistas llevarán un diagnóstico crítico sobre las políticas económicas del gobierno. “El planteo de la CGT va a ser el mismo que viene sosteniendo. Los pronósticos nos han dado la razón. Las dos veces que el Fondo Monetario estuvo en la Argentina pidió entrevistarse con la CGT. Ellos nos decían que se podía encausar la inflación, entre otras cosas. Nosotros contestamos que lo veíamos difícil, que no había una salida que apuntara a la reactivación económica, además de otras opiniones que maneja el movimiento sindical desde hace tiempo. La del lunes va a ser una nueva oportunidad para decirle al FMI que lamentablemente nuestros pronósticos se están cumpliendo.”

El diálogo con el FMI tendrá un límite: la posibilidad de una convocatoria al paro nacional. “Eso es un tema interno de la CGT, no tiene nada que ver con la reunión del Fondo Monetario”, observó Rodríguez, que agregó: “No le vamos a adelantar nuestras tácticas al Fondo Monetario”.

Desde la oposición a la conducción de la CGT rechazaron la decisión de reunirse con el FMI. En declaraciones a Futurock, el dirigente camionero Pablo Moyano se delimitó con fuerza y disparó: “¿Qué carajo tienen que ir a hablar con el Fondo? Ni en pedo me junto con el FMI”.

Hacia el paro

El debate por el llamado al paro nacional para fines de mayo llega al Consejo Directivo tras pasar por la llamada mesa chica de la CGT, de la que participa una decena de sindicalistas y que toma las decisiones del día a día.

Rodríguez confirmó que esa mesa de conducción ya analizó la medida.

Ahora le toca al Consejo. “Hay un malestar creciente en el movimiento sindical por el incumplimiento del Poder Ejecutivo de lo que se ha comprometido y no ha cumplido, dijo el jefe de UPCN.

Entre los compromisos incumplidos, Rodríguez enumeró el no pago de la deuda con las obras sociales, lo que ya fue anunciado por el gobierno nacional; también “el decreto por el cual hasta marzo se debían mantener los puestos de trabajo o los despidos y suspensiones debían pasar primero por la órbita del Ministerio de Trabajo. Están perjudicando a la gente y no se toman medidas sobre el asunto”, agregó.

De todas formas, siempre está la posibilidad de que una negociación con el gobierno destrabe algunos de los temas y que la CGT termine levantando el paro. «

EL PARO DEL 30

Andrés Rodríguez, uno de los jefes de la CGT y secretario general del sindicato estatal UPCN, diferenció el paro que podría convocar la CGT pasado mañana de la medida de fuerza del pasado 30 de abril convocada por la oposición sindical del Fresimona y que fue acompañada por los movimientos sociales, las CTA y la izquierda.

“Fue un paro parcial, en el interior del país no existió el paro; en Buenos Aires, algunas actividades pararon pero la mayoría no. Si la CGT plantea una medida de fuerza, será como siempre, con la foto del país parado”.