En una jornada en la que el gobierno buscó dar señales positivas a los mercados a pesar de la profunda crisis económica, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne informó que en el trimestre inicial de 2019 se registró un superávit fiscal primario de $ 10.347 millones y destacó que el resultado positivo se produjo “por primera vez en siete años” a la par que se “sobrecumplió” la meta en casi $ 13 mil millones.

El informe oficial de la cartera pública, que vio la luz en medio del anuncio de medidas anticrisis y en paralelo a un nuevo aumento del dólar, agregó que marzo fue el 21° mes consecutivo en el que los ingresos totales suben por encima de los gastos primarios. “La mayor parte del esfuerzo fiscal viene de la contención de los gastos: en términos reales, los gastos primarios cayeron 16% en marzo (16 meses consecutivos de caída real) y 14% en el primer trimestre”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El resultado se produjo gracias a los números de enero y febrero. En marzo, el sector público nacional tuvo un déficit primario de $13.037 millones “lo que implica frente al de igual mes de 2018 una reducción de 11,3% en términos nominales y de 42,7% en términos reales”.

Según los datos que presentó Dujovne este lunes en conferencia de prensa en el primer trimestre del año el resultado primario se ubicó en $ 10.347 millones (un 0,1% PBI).

Hacienda precisó que el resultado financiero “fue de -$ 114.782 (-0,6% PBI), aumentando 25,4% en términos nominales frente a igual período de 2018, pero mostrando una reducción de 17,4% en términos reales y de 0,1 p.p. en términos del PBI”. El déficit y el gasto, sumó la comunicación oficial: “Vienen reduciéndose de manera sostenida. Cuando cierre 2019, se habrá bajado el gasto 5 puntos del PBI en cuatro años”.

A la par, destacó que “el déficit financiero aumentó 32% en marzo contra marzo de 2018 pero esto implicó una reducción de 15 puntos términos reales. En el primer trimestre la ejecución del pago de intereses alcanza el 21% de lo presupuestado para todo el año, y el déficit financiero se redujo 17% en términos reales y en 0,1 p.p. del PBI”.