Distintas agrupaciones sociales que integran la izquierdista Unidad Piquetera arribaron en la tarde del jueves al Ministerio de Desarrollo Social, en pleno centro porteño, en una jornada de protesta en reclamo de «trabajo genuino y mayor asistencia».

En el marco de la protesta, los manifestantes se apostaron desde las 10 en los costados del Puente Pueyrredón; en la intersección de la avenida Rivadavia y la General Paz, en Liniers; y en inmediaciones de la avenida General Paz y avenida Libertador, en la ciudad de Vicente López.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las columnas de manifestantes, que marchan con el lema «Por trabajo y por salario, contra el hambre y la pobreza», confluyeron por la tarde en la cartera de Desarrollo Social, ubicada en avenida Nueve de Julio y Moreno.

El miércoles, tras un encuentro con dirigentes del secretariado de la CGT y de la CTA Autónoma, las organizaciones sociales ratificaron el nuevo «plan de lucha» que se reflejará hoy en las movilizaciones al centro de la ciudad de Buenos Aires, mientras que el lunes en el Obelisco votarán medidas a implementar contra lo que consideran un «ajuste».

El sector afirma que «la caída de los ingresos fijos, de salarios, jubilaciones y programas sociales es innegable, (y que) la inflación en alimentos superó en el primer cuatrimestre el 30%, dejando a millones en la pobreza y la indigencia».

En tanto, en un comunicado, la coordinadora del MST-Teresa Vive, Mónica Sulle, cuestionó que «el gobierno sigue negando los reclamos de los trabajadores desocupados» y denunció un recorte en la asistencia a los comedores.

A partir de las 13.30 los manifestantes comenzaron a dirigirse hacia el Ministerio de Desarrollo organizados en tres columnas: desde el norte avanzaron por Avenida del Libertador, desde el Oeste por la Avenida Rivadavia y desde el sur por el Puente Pueyrredón generando caos vehicular en los principales accesos a la ciudad, con un corte total en la Avenida 9 de Julio en los cinco carriles mano hacia el Sur a las 14.30.

Pasadas las 15.30, las columnas piqueteras comenzaron a arribar al Ministerio de Desarrollo Social, concentrándose en la intersección de Moreno y la avenida 9 de Julio y no se descartaba la posibilidad de un acampe.

«Es una gran movilización a nivel nacional con un reclamo central que tiene que ver con el trabajo y en lo inmediato con que los comedores sociales sean asistidos como corresponde, integralmente», afirmó en declaraciones televisivas durante la protesta el dirigente del Polo Obrero Unidad, Eduardo Belliboni.

También aseguró que no se trata de una «movilización partidaria» sino de una gran cantidad de organizaciones con un «reclamo fuertemente social» , y agregó que «en la Argentina se corta la calle porque hay muchos conflictos sociales que no tienen respuesta y llevan a estas medidas de lucha».

En tanto, integrantes de organizaciones sociales agrupadas en el Frente de Lucha de Jujuy marcharon hoy en la ciudad capital y otras localidades de la provincia por trabajo, salario, contra el hambre y la pobreza, y por la apertura universal de programas sociales, según dijeron los referentes locales.

La convocatoria, en adhesión a la jornada nacional, se extendió «a 27 localidades jujeñas para reclamar contra el ajuste y contra la inflación que está destruyendo los salarios sin una economía que salga adelante», afirmó el dirigente del Polo Obrero de Jujuy, Sebastián Copello.

La respuesta de Desarrollo Social a Unidad Piquetera

Por su parte, desde el Ministerio apuntaron a Télam que se trata de «una marcha política». «Es parte de un plan de lucha que vienen desarrollando desde hace unos meses grupos sociales vinculados a partidos políticos de izquierda».

En el mismo sentido, afirmaron que mantienen «un diálogo permanente con las organizaciones sociales, las iglesias y las ONGs para resolver las situaciones sociales que se encuentran pendientes».