El rapero estadounidense Takeoff, conocido en el ambiente del hip hop por integrar el trío Migos junto a otras dos figuras del circuito como su tío, Quavo, y su primo Offset; fue asesinado esta madrugada a los 28 años tras ser atacado a balazos mientras se encontraba en un local de bowling en la ciudad de Houston por una persona que la Policía local aún intenta identificar a través de cámaras de seguridad.

Según informaron distintos medios de comunicación de Estados Unidos, Kirshnik Khari Ball -tal su nombre de nacimiento- se encontraba jugando a los dados junto a su tío cuando una de las entre 40 y 50 personas que los testigos aseguraban que estaban en el lugar abrió fuego y lo hirió de manera fatal, causándole la muerte instantáneamente.

Como producto del ataque, ocurrido cerca de las 2.30 (las 4.30 en la Argentina), tres personas también fueron alcanzadas por los proyectiles, entre ellas un hombre que recibió un disparo en el cuello, y fueron trasladadas a un centro asistencial de la zona para ser atendidas.

Nacido en 1994 en la localidad de Lawrenceville, en el estado de Georgia, Takeoff comenzó a rapear en grupo junto a Quavo y su primo en 2008, primero bajo el nombre Polo Club y luego como Migos, con quienes lanzó «Juug Season», su primer trabajo recopilatorio, en 2011.


Poco después, en 2013, la agrupación lanzó su hit «Versace», que se volvió viral y hasta fue reversionada por el popular rapero Drake, y se convirtió en una de las más reconocidas del mundo del hip hop estadounidense, con la obtención de un total de 20 Discos de Platino y Oro que contienen otros éxitos como «Bad and Boujee», «Stir Fry», «MotorSport» y «Walk It Talk It».

En formato solista, Takeoff sólo había publicado un álbum en su carrera, «The Last Rocket» (2018), que debutó en el cuarto puesto del ranking de Billboard.

Más allá de su nada modesta carrera musical, la vida personal del rapero no estuvo exenta de polémicas y problemas con la ley, la primera de ellas en 2015, cuando se presentó una hora y media más tarde de lo que estaba previsto en el concierto de primavera de la universidad de Southern Georgia junto a Migos, donde llevarían a cabo una presentación de 45 minutos que redujeron a 30 sin previo aviso.

Tras el show, la banda y otros 12 miembros de su troupe fueron detenidos por personal de las fuerzas de seguridad locales por portación de armas de fuego y por consumo de marihuana y otras sustancias en el predio de la institución.

En tanto, en abril de 2021 el rapero fue acusado de acoso y abuso sexual y violencia de género por una mujer que le inició una demanda civil, aunque más tarde fue desestimada por la Justicia de Los Ángeles, donde se había radicado el caso, por presunta insuficiencia de pruebas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE