Pasaron más de 20 años, pero la relación entre la becaria de la Casa Blanca y el entonces Presidente de los Estados Unidos llegó al mundo de las series. Se trata de lo que en su momento se conoció como el escándalo entre Monica Lewinsky y Bill Clinton que llega a la pantalla chica bajo el formato de American Crime Story, la serie de Ryan Murphy que trata casos notables de la vida social estadounidense de las últimas décadas.

Sin fecha de estreno todavía para Latinoamérica, American Crime Story llegó a su tercera etapa luego de anteriores temporadas exitosas en términos globales. Pocos días atrás el estreno de esta nueva tanda de 10 nuevos capítulos comenzó con Impeachment, que narra la relación extra matrimonial ocurrida entre 1995 y 1996 entre Clinton y Lewinsky, que desató un vendaval de fuertes controversias que terminaron en un juicio político contra el entonces presidente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En términos estrictos, la serie cuenta con el protagónico de grandes figuras del mundo Hollywood en los roles centrales. La actriz Beanie Feldstein (conocida por su rol en la serie Lady Bird) interpreta a Monica Lewinsky, durante su controvertido paso por la Casa Blanca. Muchas de las líneas del guion que interpreta Feldstein pertenecen a la biografía La historia de Mónica, lanzada en 1999.

El rol de Bill Clinton es interpretado por Clive Owen, quien lleva a la pantalla todos el sin fin de problemas que el ex presidente atravesó en términos profesionales, personales y políticos derivados del Monicagate. Una de las que más sufrió la salida a la luz del comportamiento de Clinton fue su esposa, Hillary Clinton. En pantalla el rol de ella es desarrollado por Edie Falco (conocida por ser la esposa de Tony Soprano en Los Soprano, pero también por sus participaciones en series como Rockefeller Plaza y Nurse Jackie, entre otras), quien en todo momento reproduce de manera notable las acciones  que durante los días del escándalo fueron parte del comportamiento de Hillary Clinton.

En otros roles secundarios encontramos a Sarah Paulson, quien interpreta a Linda Tripp, que para ese entonces era una simple empleada pública de la Casa Blanca. Ella fue la responsable de que la historia entre el presidente y la becaria fuera conocida públicamente ya que grabó a escondidas ciertas conversaciones que tuvo con Lewinsky, por entonces una amiga muy cercana.

También resaltan como parte importante de la historia las participaciones de Annaleigh Ashford (interpretando a Paula Jones, una empleada pública que denunció a Clinton por acoso sexual cuando este era gobernador del estado de Arkansas) y Cobie Smulders (conocida por su trabajo en The Avengers) que interpreta a una abogada republicana que fue una de las que más promovió el juicio político contra Bill Clinton.

En términos futuros, una cuarta temporada de American Crime Story está asegurada. Fue el mes pasado cuando Ryan Murphy confirmó que la próxima tanda de capítulos de su serie girará en torno a Studio 54, la célebre discoteca neoyorkina que fue el centro de las celebridades artísticas y del mundo del show business a finales de los años setenta.