Cada nueva presentación de una película sobre un personaje de Marvel, productores y realizadores se ven sometidos a las preguntas de periodistas y fans (a través de las redes sociales), acerca de en qué lugar de la historia en general se encuentra la historia particular que están contando. En principio parece una preocupación más propia de quienes siguen con ahínco las distintas aventuras de los distintos personajes, pero la proliferación de películas sobre cada uno de estos seres y sobre las que los juntan y sobre cómo aparece el uno en la del otro, vuelve el seguimiento una tarea imposible hasta para el mismísimo Sherlock.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Aquí va un intento (sólo eso) de entender en qué tiempo de toda la historia se ubica la última entrega de Thor, y siempre de acuerdo a lo que explicaron los mismos responsables. Thor abandonaba la Tierra al final de Los Vengadores: La era de Ultrón, después de que Hulk desapareciese a bordo de un Quinjet. Por eso los dos superhéroes se quedaron fuera de Capitán América: Civil War. Ahora, en Thor: Ragnarok, ambos miembros de Los Vengadores se vuelven a encontrar, y el espectador se pone un poquito al tanto de lo que estuvieron haciendo este tiempo sin protagonizar película.

Uno de los productores de Thor: Ragnarok, Brad Winderbaum, explicó hace poco que “no se trata de una película que empiece cinco minutos después del final ‘Ultrón’”, sino un par de años después. Y luego agregó: “es difícil ubicar una película en la línea de tiempo del UCM (Universo Cinematográfico de Marvel, en sus siglas en inglés), ya que las cosas ocurren unas encimas de otras”. Igual arriesgó que la actual historia de Thor ocurre en la Fase 3, donde las cosas “no están tan conectadas con lo pasaba en la Fase 1. Así que Thor: Ragnarok podría ocurrir encima de ‘Civil War’, encima de Spider-Man: Homecoming”.

Ahora, con todo más clarito, a disfrutar de Thor: Ragnarok, que es lo suficientemente autónoma como para funcionar por sí sola.