La obra de Astor Piazzolla era parte del repertorio habitual de Paralelo 33º desde que el proyecto nació, en 1995. En parte por porque sus variantes rítmicas, melódicas y armónicas le permitían al cuarteto potenciar su capacidad expresiva. Y, desde ya, porque las composiciones del mítico bandoneonista apasionan a los cuatro integrantes. Hoy, profundizando ese mismo espíritu, Martín Diez, Pablo La Porta, Marcos Cabezaz y Fabián Keoroglanian lanzaron Hora cero, diez composiciones de Piazzolla (en el año de su centenario) interpretadas con el singular estilo y formación del cuarteto.

“Este disco se dio de una forma muy natural porque su música siempre fue parte nuestra. Nos pudimos juntar para hacerlo en noviembre del año pasado. Grabamos en dos jornadas, lo cual fue una catarsis, un alivio y una gran alegría en estos tiempos tan complejos. Tocar juntos es siempre una bendición, pero hoy en día mucho más”, comenta Martin Diez, uno de los fundadores de Paralelo 33º y timbalista de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Somos un grupo de personas a las que nos encanta el mundo inabarcable de la percusión, nos encontramos y cada uno con su camino, aporta algo. Y en todos estos años nunca nos cansamos de descubrir cosas nuevas”, asegura Diez.


Los Paralelo 33º participaron en numerosos festivales internacionales aquí y en Uruguay, México, Puerto Rico, Cuba, Italia y Francia. Y claro, composiciones de Piazzolla se sumaban al repertorio por iniciativa propia y/o pedido del público. En su primer disco, Realidades paralelas (2001), ya había un tema de Piazzolla.

“Fabián (Keoroglanian) es el arreglador más piazzolliano del grupo. Por eso siempre traía a la mesa de trabajo algún tema de Astor y el repertorio se fue armando. Para este disco agregamos dos o tres composiciones, pero el resto ya las teníamos muy tocadas. Aunque les terminamos de dar forma en el estudio, porque es un lugar que te permite rever cosas, agregar ingredientes. Fue una linda experiencia”, confiesa Diez.

“En esta caso Piazzolla es una excusa. Una perfecta excusa para hacer lo que nos gusta y que la gente revisite esa genialidad, desde nuestra mirada. Está en el podio de los compositores de la Argentina. En nuestro país hay pocos que llegan cerca de sus tobillos. Por eso es reconocido, respetado y admirado en todo el planeta. Su música nos identifica mucho como pueblo”, señala el percusionista.


Grabar este disco fue clave, explica Diez, para sobrellevar la pandemia: “La música ayuda a sobrellevar la incertidumbre. Vamos a salir de esta, y canciones así te dan la esperanza de un horizonte. Esperemos aportar para quien escuche se sienta mejor”.

Este disco además incluye la vuelta al grupo de uno de los integrantes que estuvo alejado durante siete años, Marcos Cabezaz: “Sentíamos como que nos faltaba algo, por suerte volvió y completó ese espacio que nos faltaba. Nos sentimos muy cómodos tocando juntos, la química se mantiene sin importar el paso del tiempo o la falta de ensayo conjunto. A veces a nosotros mismos nos sorprende lo bien que nos complementamos. Cuando nos escuchamos y vemos los resultados, nos pone muy contentos percibir la afinidad musical que tenemos entre nosotros.”

“No nos gusta que nos encasillen en que somos sólo percusionistas. Hacemos música. Tenemos nuestra particularidad y nuestras herramientas, pero siempre planteamos un viaje musical. Nos gusta generar atmósferas diferentes y que cada oyente rellene eso con su propia impronta que viene de las vivencias, de ahí vienen las imágenes que se disparan con nuestro sonido. Eso es magia y es hermoso”, afirma sin dudar Diez.


Hora cero. Homenaje a Astor Piazzolla en el año del centenario de su nacimiento, por Paralelo 33º. Músico invitado: Daniel “Pipi” Piazzolla. Disponible en plataformas.