Hijos del 3° Reich (2013)

La primera de esta lista de series desechadas por las plataformas y en consecuencia por el público, nunca al revés, aunque parezca lo contrario: así como la expansión mundial de las grandes cadenas cinematográficas fue condenando al olvido a cientos de miles de obras de poco presupuesto o poca difusión entre el público pero de indudable calidad, la imposición del algoritmo a la hora de ‘sugerir’ al usuario a partir de la elección de una serie, fue dejando fuera de catálogo del streaming, incluso a veces fuera de todo catálogo de Internet (incluido el de los sistemas peer to peer), decenas de series y películas que en su momento llamaron la atención de cientos de miles de espectadores alrededor del mundo. Así que aquí va esta, también conocida por como Generation War y Unsere Mütter Unsere (su título original en alemán), que cuenta cómo en el verano de 1941, cinco jóvenes de clase media alemana (entre ellos una mujer y un judío), sin ninguna simpatía por el régimen nazi pero tampoco sin ánimo alguno de combatirlo u opornérsele, se despiden ya que tres de ellos van al recien abierto frente ruso. La serie armó un lindo revuelo en Alemania, en especial porque mostró el costado más ecuménico y despolitizado de aquella Alemania, que pese al totalitarismo nazi también lo tuvo. Ponerlo en la piel de jóvenes de 20 años es uno de los grandes hallazgos de esta miniserie. El otro es mostrar la trayectoria de los cinco desde esa noche de despedida hasta su reencuentro al final de la Guerra.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Disponible gratis en Dailymotion.


This is England 1986 (2010)

La sinopsis dice que Shaun acaba de terminar sus exámenes finales y tiene que decidir cómo seguir su vida ahora, que es un hecho que ya no es un niño. Y en ese año ya está claro para todo inglés y para todo el mundo, que el proyecto neoliberal encabezado por Margaret Tatcher llegó para quedarse: su triunfo es claro y definitivo, y así lo sabe nuestro joven Shaun (que como todo joven lo sabe antes que nadie) que entiende que la vía de los estudios no es la más apropiada para forjarse un futuro, y que el ascenso social es algo definitivamente del pasado. La pandilla del barrio está más a mano, y no sólo para currar algo: también para la risa, la diversión, alguna chica. Su música es encomiable, y su clima de época impecable. Para los que quieran ver y entender cómo las decisiones políticas aparentemente inocuas o con poca relación con la vida cotidiana de la gente tiene mucha más incidencia de lo que se cree, en especial para los jóvenes que asoman la cabeza al mundo.

Disponible por suscripción en Mubi.


This Giant Beast That is the Global Economy (2019)

Una de esas docuseries que revelan los trucos de cómo funciona el sistema y que tal vez por eso detienen su andar apenas causaron entusiasmo. Se trata de ocho episodios claves de cómo se formaron las cadenas de valor global dentro del neoliberalismo y los estragos que hicieron en el mundo. Siguiendo a Kal Penn, un conocido actor y ex director asociado de la oficina de Relaciones y Asuntos Gubernamentales de la Casa Blanca, revela los modos de cómo blanquear dinero, comprar armas de calibre de guerra o comprar pueblos enteros a fin de quemar bitcoins con todo el consumo de energía que eso implica. Todo a través de trece países en los que entrevista a trabajadores que entraron en esas cadenas con entusiasmo y aquí hablan con decepción.

Su única temporada se encuentra disponible por suscripción en Amazon.


Wayne (2019)

Una joyita de serie adolescente, en una línea directamente opuesta a la que celebran producciones tipo Sex Education y Atypical o Merli y Elite. Se trata de un chico de 16 años (Wayne), que se enamora perdidamente de Del, quien quiere recuperar el Pontiac Trans Am de 1978 que le robaron a su padre antes de morir. Así de sencilla es la historia de esta serie totalmente trash, con mucho gore y escenas descabelladas, en la que se trata, como en otras épocas, de dos contra el mundo. De Boston a Florida, estos dos jóvenes de la clase media baja de Estados Unidos (esa que se identifica con Trump, aunque aquí no hay referencia alguna) enfrentan, la mayoría de las veces con violencia, a los personajes más llamativos del este norteamericano. Pocos modales y mucho amor para esta serie que tuvo una sola temporada y era parte de las grandes apuestas con las que YouTube se puso a competir en la producción, cosa que abandonó a poco de andar.

Disponible por YouTube Premium


17 Instantes de una primavera (YouTube)

Una auténtica joya y de los mejores ejemplos de cómo funciona el circuito de comercialización y distribución del audiovisual. Se trata de una serie hecha por la televisión soviética (sí, de 1973, cuando se creía que la Unión Soviética duraría para siempre). Son doce capítulos dirigidos por Tatyana Lioznova (también: en el atrasado comunismo las mujeres dirigían en la televisión pública) para una historia basada en la novela homónima  de Yulian Semyonov. Ahí se cuentan las hazañas de Maxim Isaev, un genial espía soviético que opera en la Alemania nazi bajo el nombre de Max Otto von Stierlitz; él tiene como misión interrumpir las negociaciones entre Karl Wolff y Allen Dulles en Suiza para conseguir una una paz separada entre Alemania y los aliados occidentales que deje afuera del arreglo a la Unión Soviética. Se la considera el thriller de espionaje soviético más exitoso de todos los tiempos (al menos en la madre Rusia). Narrada con un estilo poco occidental -incluso su voz en off funciona de otro modo-, es un thriller de alto suspenso del que se sabe cómo termina pero pone los nervios de punta hasta el final.

Disponible gratis en YouTube. ( (se recomienda la versión en blanco y negro, que además es la que viene con subtítulos en español).