Oscar Martínez (Felipe) y Rodrigo de la Serna (Tito) arman una dupla tan entrañable como empática artísticamente. Ellos son los protagonistas en la pantalla de una historia real, que ya tuvo una versión francesa: Intouchables, de gran éxito de taquilla y críticas en su país de origen.

Sin embargo el crédito mayor para que la dupla entre Martínez y De la Serna funcione en su esplendor es de Marcos Carnevale, su director (Elsa y Fred, Corazón de león, El espejo de los otros). Es él quien consigue que la relación de amistad que surge entre un multimillonario que quedó tetrapléjico debido a un accidente y que cuatro meses antes había perdido a su amada mujer, y un joven que se gana la vida en la marginalidad y la delincuencia funcione sin fisuras y emocione con facilidad. Es su soltura para manejar los códigos de las películas habitualmente denominadas sensibleras lo que lleva a buen puerto la historia y hace a la película llevadera, lo que permite entrar sin problemas ni pruritos en el cambio de vida que se da en Felipe a partir de la relación con Tito.

La elección de los secundarios (especialmente Carla Peterson y Alejandra Flechner) suma como en las buenas orquestas lo hacen los instrumentos que no llevan el peso de la interpretación, y todo el esfuerzo de la fotografía y la puesta en escena acompaña en el mismo sentido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

No es un gran film, pero sí uno bueno. Que es mucho en estos y en cualquier tiempo. Toma de la historia lo que se presenta a simple vista, y lo explota. No intenta mayores ni más profundas lecturas, y poco importa si por voluntad o por falta de capacidad: el espectador agradece que las películas no sean pretenciosas, ni que se jacten de su impericia. Hollywood hace de a cientos películas Inseparables, y no todas con la misma suerte. Son precisamente esas películas que se hacen de a montón las que permiten que la excepción impacte y sorprenda.

Inseparables (Argentina, 2016). Dirección: Marcos Carnevale. Con: Oscar Martínez, Rodrigo De la Serna. Carla Peterson, Alejandra Flechner, Franco Masini. 109 min. Apta mayores de 13 años con reservas