Easy Rider

Si bien ya llevaba más de una década en la televisión y el cine, esta selección elige a la emblemática Busco mi destino, de 1969, como el inicio de la consideración internacional del gran Jack Nicholson. En la piel de George Hanson, junto a su amigo Dennis Hopper (también director del film) y al legendario Peter Fonda, realizan un planteo generacional existencialista atravesando en moto el vasto territorio de los Estados Unidos, imperio mundial y meca de cientos de miles de jóvenes en todo el planeta. La película le valió su primera nominación al Oscar (tuvo doce) y fue un boom en todo el mundo: el aire de liberación que despliega resulta la lectura adecuada de un momento preciso de la generación de posguerra que pone a la búsqueda de la libertad como su principal objetivo de vida. Si bien en el protagónico se lo puede ubicar un pequeño paso por detrás de la dupla Hopper – Fonda, Nicholson muestra que, como partenaire o principal, siempre es garantía.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Disponible en Apple TV y Google Play.


Barrio chino

Nicholson se convierte aquí en un nombre que vende, y que además es buscado por los directores que no quieren ceñirse a los cánones industriales de Hollywood. En este caso es el escabroso, polémico y talentoso Roman Polanski quien lo convoca para que conduzca actoralmente este clásico del policial negro, que en su momento (1974) resultó una innovación en el género. J.J. Gittes (Jack Nicholson) es un detective de Los Ángeles en plena crisis del 30, donde la miseria y las miserias abundan, porque el hambre y el miedo a perder lo que se tiene despierta conductas inéditas en los individuos. Gittes investiga la muerte de Mulwray, y la femme fatal a la que debe confrontar es justamente la señora de Mulwray (Faye Dunaway), que lo busca para que investigue el caso porque sospecha que su esposo fue asesinado, aunque nuestro héroe cree que ella oculta algo.

Disponible en Amazon Prime.

El resplandor

Quedan varias películas de los años ‘70 a las que Nicholson debe su éxito, en especial Atrapado sin salida, que le valió su primer Oscar. Pero esta selección intenta mostrar las múltiples facetas de Jack, y para dar miedo, prefiere incluir este clásico. Porque si bien el drama de Atrapado… tiene altos picos de tensión, con el toque fantástico y de terror que consigue en El resplandor la maestría de Stanley Kubrick (y su alegoría sobre el desquicio al que lleva la individuación y soledad moderna), Nicholson consigue catapultar el terror a niveles superlativos. Prácticamente que reinaugura el género. La historia es sencilla: una familia acepta cuidar un enorme hotel durante el invierno; un hotel con antecedentes pesados. Allí el aislamiento hará lo suyo sobre el narcisismo de un hombre al que la cultura patriarcal ya no lo protege tanto.

Disponible en Amazon Prime, Apple TV y Google Play.



Batman

En 1989 Tim Burton reflotó al oscuro hombre murciélago, pero más que pensar en el héroe, piensa en el villano; como si dijera: “dime quién es tu enemigo, y te diré quién sos (o podés ser)”. Y entonces convoca a Jack Nicholson para hacer de El Guasón (Joker). Más de uno ha dicho que sin su Guasón, Joaquin Phoenix -pasando por el de Heath Ledger en El Caballero Oscuro- no podría haber llevado el personaje a su paroxismo. En aquel año de la caída del Muro de Berlín, Burton se ocupaba -una vez más- de los efectos residuales de las mejores intenciones. Y Nicholson ya había demostrado con creces ser capaz de entender y conseguir eso que los directores tienen muy claro, pero que les cuesta tanto explicar; esa cosa sucia de los personajes -sean buenos o malos- que no se muestra en público, por los límites pudorosos que siempre impone la cultura. Nicholson inaugura la era de los Joker gloriosos.

Disponible en HBO Max, Google Play Movies, YouTube y Apple iTunes.



Las confesiones del Sr. Schmidt

De las películas más raras que ha hecho el actor, sino la más extraña de todas. Alexander Payne (director de Los descendientes, entre otras) lo convoca para que haga de un hombre gris, quedado en el tiempo de la solidez capitalista del siglo XX, con su vida reglamentada según el reloj (al ritmo del segundero empieza el film), previsible en su desarrollo y su final. Aunque siempre la vida te da sorpresas. Y Schmidt descubre, a partir de la muerte inesperada de su mujer, que hace 25 años tuvo una aventura con su mejor amigo. Así que, destrozado, apenas termina su último día de trabajo (se va jubilado) emprende su viaje a Denver para visitar a su hija. Y lo hace sin parámetro ni juicio, permitiendo que su vida cobre una vitalidad que jamás había tenido. Encuentros inesperados, sorpresas, situaciones cómicas y de esas agridulces que tanta enseñanza dejan y sirven para valorar el paso por la Tierra. Un entrañable viaje al que la exquisitez actoral de Nicholson vuelve memorable.

Disponible en HBO Max y en Apple iTunes.