Pandillas de Nueva York (Gangs of New York)

Luego de la Segunda Guerra Mundial Nueva York se convirtió en la capital del mundo, tomando la posta de lo que había sido París. Y entonces fueron cada vez más los que quisieron filmar allí. Aunque nadie logró hacerlo como los naturales, y por eso esta lista empieza con un film de Martin Scorsese. Además porque hacer una lista con cinco películas ambientadas en la Gran Manzana es más que sencillo: así que aquí intentaremos una que la recorra históricamente a través de algunos de sus tópicos, entre los que destaca esa formación delictiva denominada mafia, con su peculiar versión del sueño americano sin vergüenza por la violencia que lleva implícita. El gran Scorsese encuentra en buena medida en ese tipo de organización los motivos que hicieron de Nueva York una pujante ciudad. Su historia arranca hacia 1863, cuando los más sagaces de la clase dirigente preveían que el Norte doblegaría al Sur en la Guerra de Secesión iniciada en 1861: apertura masiva y libre a la llegada de inmigrantes a libre de esclavos Nueva York de cualquier lugar del planeta. En ese maremagnum de gente el delito y la violencia que genera en un país de libre portación de armas es todo un fenómeno. Una pintura de época sin igual para entender mejor por qué y de qué manera Nueva York se convirtió en la gran ciudad que es.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Disponible por suscripción en Starzplay, Movistar Play y Paramount Plus.


Érase una vez en América (Once Upon a Time in America)

Al que muchos grandes directores consideran como un maestro, hace una película épica para contar la historia de nuestra ciudad desde principios del siglo XX hasta bien entrado el siglo. A través de la relación entre dos amigos de la infancia de origen judío (David Aaronson «Noodles», niño pobre, y Maximilian Bercovicz «Max», no tanto), Sergio Leone cuenta la formación de una banda que prospera a la velocidad que promete el sueño americano. Pese a los traspiés que sufre la pandilla, no deja de ampliar sus zonas y territorios de influencia, hasta que les llega la bendición de la Ley Seca y la venta ilegal de alcohol les permite convertirse en unos de los mayores gánsteres de todo el país. En el derrotero de la dupla actoral que arman Robert De Niro y James Wood durante sus más de tres horas de duración, la historia social de más de tres décadas de la ciudad.

Disponible por suscripción en Amazon Prime Video.


Gángster Americano (American Gangster)

Un salto a los 60 para mostrar cómo la conquista de derechos civiles de la comunidad negra también redundó en su crecimiento en la organización criminal (algunos sostienen que fue al revés, o que al menos las bandas mafiosas de la comunidad ayudaron a la conquista de derechos civiles). Aquí la historia, basada en hechos reales, arranca en 1968. Ese año Frank Lucas (Denzel Washington) se gana la vida como chofer de un importante capo mafia negro de Harlem. Pero su jefe muere inesperadamente, y Frank ve la oportunidad de convertirse en el líder. A poco de andar demuestra su gran y oculto talento hasta el momento: inunda las calles con los productos de mejor calidad y precio que se hayan conocido, y con el dinero que va blanqueando se convierte en un hombre público muy respetado. Pero se cruza con Richie Roberts (Russell Crowe), un policía blanco al que todos creen incorruptible; Frank también lo cree racista. En esa tensión, con la destreza que acostumbra, Ridley Scott muestra los cambios de época que atraviesa la ciudad.

Disponible por suscripción en Netflix, Movistar Play, y para alquiler y venta en Apple iTunes, YouTube y Google Play Movies.


Taxi Driver

No es de mafia, pero como ninguna -y prácticamente en tiempo real- habla de lo que nadie creía posible: la decadencia de Nueva York, la ciudad que tanto por su arquitectura como por su vida cultural parecía no tener límites. Un siglo después de haber echado las bases de su lógica de embeleso de masas, hasta sus amantes más fieles parecen abandonarla (culturalmente esa sensación de ciudad invivible fue tan fuerte que incluso el personaje principal de la serie Mad Men, en los setenta se muda a Los Ángeles). Se trata de la vida de Travis, que para sobrellevar el insomnio crónico que sufre después de su regreso de Vietnam, decide trabajar como taxista de noche. Taciturno, solitario, de violencia contenida que va transformándose en explícita, recorre una ciudad plagada de violencia y desolación, en la que parece imperar la ley de la selva. A los Travis de todo Estados Unidos les hablaría apenas unos años después Ronald Reagan para conquistar primero sus corazones, y así sus votos.

Disponible por suscripción Movistar Play, y para alquiler y compra en Apple iTunes y Google Play Movies.


Haz lo correcto (Do the Right Thing)

Entra en escena el maestro Spike Lee para dar cuenta de cómo la gentrificación de la ciudad a la que llevó el neoliberalismo reaganiano dejó prácticamente a pobres contra pobres, sintetizados aquí en las comunidades hispana y negra, aunque también hay vietnamitas y descendientes de italianos. Violencia soterrada a la que el calor del verano neoyorquino hace estallar (cuando los que pueden vacacionar ya se fueron), y que ya no es patrimonio exclusivo de bandas, aunque ellas la apliquen mejor que ninguno. Más allá de la trama, Lee pone en evidencia la supremacía que ha tomado la acción individual por sobre la herencia a la que obligó la estructura social que recibió al sujeto al nacer. Toda una novedad y más de la mano de un negro militante de los derechos de su comunidad: algo cambió profundamente en la sociedad norteamericana en general, y Nueva York aparece como su estandarte de vanguardia. Atrás quedaron las imposiciones de la geografía, del tiempo histórico, de la sociedad: la identidad está por sobre todo.

Disponible por suscripción en HBO Go, Movistar Play, y para alquiler y compra en Apple iTunes.