En el taller trabajamos en grupos para compartir miradas y experiencias sobre las imágenes que produce cada participante. Desde Río Negro, Catamarca, La Plata, Buenos Aires, Mar del Plata, CABA encontramos puntos de conexión que nos sorprenden, mirar las imágenes de otrxs es mirar también hacia adentro de nuestros proyectos.

Río Negro, Argentina – Guillermo Palavecino
“Distanciamiento” es un proyecto en desarrollo de Guillermo Palavecino. Se originó de la necesidad de hablar de sus experiencias al atravesar la pandemia en el sur de Argentina. La distancia se percibe continuamente en la Patagonia. La escala humana no se corresponde con las dimensiones del paisaje. Todo se percibe enorme y todo queda lejos. Se siente el viento, el frío, y sobre todo, el inexorable miedo de estar solo frente a la naturaleza. Las imágenes exploran la relación de un grupo familiar con ese contexto, en él la pandemia no interrumpió lo infinito del espacio pero si las costumbres. Lo que cambió no fue la distancia si no el tiempo. Los días alteraron su anatomía. Dejaron el auto por las bicicletas. Redescubrieron rincones y senderos de la zona, cada arroyo y cada posibilidad de estar en movimiento. Viajaron dentro de los límites posibles, cosecharon sus alimentos. Se preparan para cuando esto pase.

Buenos Aires, Argentina – Amanda Bradford
Mientras miraban juntas un álbum de fotografías de familia, Julia le preguntó (asombrada) a su mamá por qué en esas fotos nadie usaba barbijo, como ella y sus compañerxs de jardín. Esta pregunta llevó a Amanda a reflexionar sobre la perspectiva con que la primera infancia vive en contexto de pandemia. Julia nació en febrero de 2018, poco después de festejar su segundo cumpleaños cambió la forma en la que se habita el espacio público, las distancia que debemos respetar entre unxs y otrxs está marcada en el piso de casi toda la ciudad. En la plaza los círculos dibujados en el piso indican la reunión de no más de tres niños. En el jardín las burbujas y los barbijos interfieren en el contacto que los niñxs necesitan para relacionarse, aunque muchxs de ellxs no recuerden de cómo era antes el mundo.

La Plata, Buenos Aires, Argentina – Catalina Pereyra
Hace un tiempo que Catalina se pregunta: ¿Qué implica envejecer? Buscó referencias para desarrollar este tema visualmente y encontró imágenes estereotipadas de ancianxs con bastón y publicidades de pegamento para dentaduras donde las personas mayores lucen sus más perfectas sonrisas. Se intenta negar el paso del tiempo, no sólo por el miedo al fin de la vida sino porque aceptar la vejez implica la finitud de lo bello. Casi no existe representación de la belleza en la adultez mayor. Personas de más de 60 años no son protagonistas de publicidades, ni estelares de series, ni de películas, salvo en los casos donde la ancianidad sea el tema central. Como punto de partida Catalina le contó a Marta, su abuela, sobre el tema que está investigando. Juntas están explorando otras miradas posibles.

Catamarca, Argentina – Gustavo Nieva
En los últimos años Gustavo visitó varios países de Europa y Asia. Le interesaron especialmente Georgia, Ucrania, Turquía. En el espacio público de las distintas ciudades que visitó habitan huellas de las prácticas urbanas de cada cultura. Luces y geometrías intervienen puntos neurálgicos. Su transitar nocturno, busca en los lugares marcas de otras otras vidas que no son la suya. Es extranjero, y para él todo parece posible en un continente al otro lado del mundo. Sin embargo, su mirada se encuentra en rincones, no tan ajenos, en ciudades no tan extrañas. Con el ojo en el visor de la cámara su transcurrir traza un mapa donde se superponen parajes distantes.

Buenos Aires, Argentina – Mario Carrasco
Cuando las persianas de los comercios bajan y el alumbrado público se enciende la Agrupación “Amigos del camino” recorre la Ciudad de Buenos Aires en busca de personas que están durmiendo en la calle para acompañarlas, compartirles alimentos y escucharlos. Mario Carrasco tiene la intención de visibilizar ese contacto, que se transforma en vínculo mediante la constancia. Para quienes recorren las veredas cada noche no sólo es posible continuar esta tarea durante el aislamiento social, es indispensable. Para Mario es clave proteger la identidad de quienes reciben ayuda para no vulnerar su circunstancia. La experiencia lo convocó a participar como uno más en la realización de la tarea, el registro tuvo que encontrar su momento.

Ciudad de Buenos Aires, Argentina – Jesica Pagura
En 2019 Jesica vivió varios meses sin salir de su casa por indicación médica. Se dedicó a observar el paso o no del tiempo. Lo rutinario y social como humano “encerrado”. En los humanos que la visitaban fotografió las posturas de sus manos si le recordaban a pinturas del renacimiento o del romanticismo. Observando las anatomías en general si le evocaban algún clasicismo que le fascine. En lo no humano y los objetos se volcó a retratar la memoria en el paso del tiempo. Comparó el interior de la cerámica cada taza, la madurez de las frutas, el cambio de color en las hojas de paraíso, el limonero o el pasto. El deterioro y la erosión los días de lluvia y el renacer a veces fuera de estación.

Buenos Aires, Argentina – Camila Súnico
Mar del Plata, Costa Atlantica, Argentina – Cristian Gayo

Camila y Cristian comparten una mirada cercana al fotoperiodismo. Retratan los acontecimientos que van marcando la agenda actual dentro de sus localidades.
Camila es licenciada en periodismo. Comenzó a hacer fotos en la calle durante el primer Ni Una Menos en Buenos Aires. A partir de ese año comenzó a registrar expresiones sociales donde un común denominador, la calle, como espacio para pugnar por los derechos. Ve la fotografía social como retrato de la experiencia en común, ya sea para visibilizar un reclamo o para festejar algún derecho ganado, esas imágenes van a formar parte de la historia colectiva.

Cristian ve la fotografía como el registro de la memoria de los pueblos y su evolución. Viene de una familia de militantes políticos cercanos al comunismo. Se inspira en Sartre como pensador activo dentro movimientos revolucionarios del siglo xx); la expresión “La filosofía es para sacarla a la calle. La filosofía tiene que comprometerse con el barro de la historia” motivó su idea de “fotógrafo militante”. Así redimensiona el registro como documento de un activismo político sobre las causas de las que se siente parte.

Todas las imágenes forman parte de los proyectos realizados en el marco de la última edición del Taller Virtual de Fotografía Documental, Territorio de preguntas, a cargo de Soledad Quiroga.

Próxima edición: Inicia 17/08
Duración 2 meses
Inscripciones: click aquí

Taller Virtual
Fotografía documental. Territorio de Preguntas
Soledad Quiroga
El espacio propone abordar las dimensiones de exploración, producción y reflexión de la imagen y su contexto bajo la mirada de la fotografía documental actual. Herramientas para poner a prueba las ideas. Estrategias metodológicas de la investigación antropológica y periodística para la búsqueda y producción de sentido.