En primera instancia analizamos los spots de campaña, para observar en cuáles de estos se interpelaba a las mujeres y otras identidades, pero poco fue lo que encontramos en estos discursos. Salvo algunas alusiones al derecho a la identidad de género, o imágenes de los movimientos feministas, por un lado, y algún spot estructurado alrededor de la oposición de estos últimos, por el otro, las propuestas presentadas giraban alrededor de otros ejes.

Analizamos entonces las posturas de los partidos políticos y de sus principales figuras respecto a algunos de los temas que actualmente forman parte de la agenda de género. Este año han habido avances en materia de conquistas de derechos, mientras que temas como la Educación Sexual Integral (ESI), la diversidad de género, el lenguaje inclusivo, de alguna u otra manera siguen presentes en el debate público.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En este sentido, en el debate por la provincia de Buenos Aires se dio una situación que ilustra muy bien la centralidad de estos temas en la actualidad. En una de sus intervenciones el candidato por Avanza Libertad

José Luis Espert, se pronunció en contra de lo que denomina “ideología de género” y la educación sexual en las escuelas. La ESI, que está cumpliendo 15 años, es una herramienta fundamental para que estudiantes de todo el país cuenten, desde su primera escolarización, con formación sobre sexualidad, diversidad, cuidado del cuerpo propio y el de los demás, entre otros temas. Frente a esta posición reaccionaron principalmente Del Caño, candidato del FIT, y Tolosa Paz, del FDT, reivindicando una ley que, entre otras cosas, permite evitar y trabajar situaciones que suceden en el mismo hogar.

Este año se sancionaron dos leyes vinculadas a la agenda de género. Por un lado, el cupo laboral travesti trans, que, aunque fue aprobada por amplia mayoría, tanto en Diputados como en Senadores hubo quienes se opusieron al proyecto o se abstuvieron. En todos los casos forman parte de Juntos por el Cambio. La otra, es la ley que promueve la paridad de género, desde una mirada de diversidad, en los medios. Cuando la Cámara de Diputados convirtió el proyecto en ley, la bancada de Juntos por el Cambio se retiró del recinto, y quienes se quedaron votaron en contra.

Otra normativa este año fue el decreto que habilitó el DNI no binario: cualquier persona que no se identifique como varón ni como mujer tiene el derecho a que así lo establezca su documento. Esto significa un gran avance, que va en la línea con la ley de identidad de género, que, si bien fue sancionada en el año 2012, sigue encontrando resistencias. La última semana, la candidata por +Valores, Cynthia Hotton, declaró abiertamente contra el derecho de las personas trans a identificarse con el género que sea.

Desde hace varios años la agenda de género está muy presente en el debate público argentino, con una serie de leyes que han sido pioneras, incluso a nivel mundial. Pero muchas de esas conquistas siguen en disputa, con fuertes resistencias. Desde Grow trabajamos para que esos temas sigan presentes en la agenda, y lleguen cada vez a más sectores de la sociedad.