Luego de un 2020 de restricciones que impidieron la realización de la marcha en las calles, este sábado volvió el Orgullo LGBTIQNB+ a desplegarse en la ciudad de Buenos Aires.  

La “Primera marcha por el orgullo gay lésbico” fue el 3 de julio de 1992 dónde asistieron alrededor de 300 personas, algunas con sus caras tapadas por temor a ser expulsados de sus trabajos o de sus familias. Ese pequeño colectivo impulsado por Carlos Jauregui y César Cigliutti entre otres referentes, agrupaba unas pocas organizaciones emergentes como la CHA, “Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina” y “Transexuales por el derecho a la vida”. Este colectivo impulsó la necesidad de visibilizarse de manera organizada para garantizar derechos. “Libertad, Igualdad, Diversidad” fue la consigna de esa primera Marcha que al año siguiente creció con más organizaciones como ATTTA junto a Claudia Pía Baudracco.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Tiempo Argentino (@tiempoarg)

En esos años, aún se consideraba la homosexualidad como una enfermedad y las personas travestis y trans también eran patologizadas por el discurso médico. La ESI no era ley para las escuelas, la violencia por motivos de género no estaba identificada y ni podíamos imaginar una Ley de Identidad de género o de cupo laboral trans como la promulgada este año. La sexualidad y la identidad de género no eran consideradas derechos.

La Comisión Organizadora de este año, agrupó más de 60 organizaciones que consensuaron las demandas actuales. La consigna principal fue “Ley Integral Trans Ya” y le siguieron: Nueva Ley Antidiscriminatoria, Ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, ITS y tuberculosis; Iglesia y Estado, asuntos separados; derechos sociales y laborales para les trabajadores sexuales; basta de criminalización; basta de violencia policial e institucional; la igualdad real es con políticas públicas y presupuesto y ¿dónde está Tehuel? La lista sigue y exige profundizar más derechos como la aplicación efectiva de la ESI, la despatologización de las infancias y adolescencias trans, basta de lesbo-odio, violencia y discriminación; basta de imposiciones binarias a nuestros deseos; respecto a la diversidad corporal; basta de gordo-odio; por un ámbito deportivo diverso, respetuoso de las identidades; basta de racismo, xenofobia y sexismo; derogación de los códigos contravencionales; fuera el FMI; trabajo para todes sin discriminación ni precarización; y legalización del autocultivo y consumo de marihuana.

El sábado desde las 11 de la mañana en la Plaza de Mayo ya funcionaba la feria de remeras, libros, banderas, pañuelos y accesorios de todos los colores. El escenario montado, sonaba fuerte con música para bailar. Se sumaban los puestos de comida y bebidas como en todas las marchas y vendedores ambulantes aprovechando la ocasión. Mientras, las carrozas terminaban sus últimos detalles para desfilar sobre la Av. de Mayo en una larga columna de casi 15 cuadras.

El típico arcoiris inflable hacía de arco del triunfo como todos los años sobre la calle Bolívar frente al enorme escenario. La carroza de la Asociación Ciclo Positivo estaba allí, aguardando la salida que estaba programada para las 16. Tiempo Argentino conversó con el presidente de la Asociación, Matías Muñoz, abogado y activista por los derechos al acceso a la información y a la salud. Este año una de las principales demandas de la marcha, que acompaña Ciclo Positivo es la sanción de una nueva Ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, ITS y tuberculosis. Matías Muñoz es autor de parte del proyecto de ley que obtuvo dictamen hace pocos días por la Comisión de Acción Social y Salud Pública que preside Pablo Yedlin (FDT). “Estamos esperando que el proyecto se apruebe antes de fin de año. Hace 8 años que se viene trabajando, tres veces se perdió estado parlamentario y es muy importante que la ley de SIDA se actualice y amplíe sus garantías para las personas con VIH, es muy necesario un cambio de paradigma.” declaró Muñoz. En la carroza de Ciclo Positivo, estaba presente la campaña “Indetectable=Intransmisible desde la Quiaca a Usuahia” que promueve la no discriminación a personas con VIH. 

La Plaza de Mayo comenzó poco a poco a llenarse en cada rincón después del medio día. Y los camiones con sus carrozas montadas empezaron a prender sus parlantes. Encabezaba la caravana ATTTA, Asociación de Travestis, Transgéneros y Transexuales de la Argentina, con el mensaje principal de la marcha “LEY INTEGRAL TRANS YA”. Luego le seguían, la Federación LGBT, Ciclo Positivo, ATE, la Cámpora, Varones Trans, AMMAR, La NellyOmar, Asociación Infancias Libres, Sitraju, entre otras. Las últimas estaban representadas por agrupaciones de partidos de izquierda, como Las Rojas y Pan y Rosas.

Antes de las 16, subieron al escenario representantes de las organizaciones para leer el documento de este año. Los aplausos tras cada intervención invadieron la plaza, entre algunas lágrimas de emoción por todo lo conquistado. Pero los reclamos actuales se amplificaron desde el escenario. Se escucharon las voces de Georgina Orellano de AMMAR, Ornela Infante, Activista Travesti y Directora Nacional de Políticas y Prácticas contra la Discriminación del INADI, Matías Muñoz de Ciclo Positivo, José María Di Bello de Fundación GEP.  “Somos parte de un movimiento con una gran historia de lucha. En los inicios no había leyes que nos reconocieran en igualdad y vivíamos bajo la criminalización del propio Estado, el ataque constante en nuestras familias, trabajos, escuelas, hospitales, medios de comunicación y tantos otros ámbitos.” se escuchaba del escenario.

Marcha del Orgullo, el 6 de Noviembre de 2021, en Buenos Aires, Argentina. Foto : Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado.

Dentro de la Plaza estaba presente el INADI, uno de los organismos estatales que acompaña las marchas. Tiempo conversó con Lucila Somma, Coordinadora de Programas y Proyectos contra la discriminación. “Formamos parte de la Comisión organizadora, y estuvimos difundiendo e informando sobre la Guía para cambiar de identidad de género en el DNI, ahora con la incorporación de la posibilidad del DNI no binario. Si bien desde el 2012 con la Ley de Identidad de género se podía realizar el trámite administrativo expeditivo de cambio de género, Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en incorporar una tercera opción para el campo sexo/género” comentó la coordinadora. Por otro lado, Lucila Somma, remarcó la campaña de “Elecciones libres de discriminación” de cara a las próximas elecciones legislativas. Se recibieron denuncias de personas que han sido violentadas al momento de votar al no respetar el artículo 12 de Trato digno de la Ley de identidad de género. Se está trabajando para capacitar a las personas que participen de las elecciones.” comentó.

También estuvieron presentes los stands del Ministerios de Salud y de Mujeres, políticas de género y diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires, así como el Ministerio de Género y Diversidad de la Nación.

La caravana de ciento de miles de personas que avanzaba al ritmo de los parlantes de las carrozas comenzó a llegar a la Plaza Congreso a partir de las 19. Allí esperaba otro escenario conducido por la periodista transfeminista Alejandra Malen, en dónde estaba programada la participación de DJ Fabián Jara, Folklore por todes, Sara Hebe y Miss Bolivia. El recital cerró el día histórico a puro baile y orgullo.

En la marcha faltó Tehuel. ¿Dónde está Tehuel?