El subsecretario de Recursos Hídricos de la Provincia de Buenos Aires, Guillermo Jelinski, recomendó evitar beber y tocar el agua de las costas de Berisso y Ensenada ante la presencia de cianobacterias, que llevó a declarar el «alerta naranja».

«Desde el año pasado estamos monitoreando esto desde la Mesa Interinstitucional y ahora otra vez hay una floración muy grande de cianobacterias, por lo que se declaró el alerta naranja», explicó este viernes el funcionario en declaraciones a radio Provincia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El aumento del calor y la bajante del río de La Plata incidieron para que estos días haya «una floración más importante». Con la «bandera naranja» la gente no debe ingresar al agua, remarcó el funcionario. La situación puede mantenerse este sábado.

«En la superficie y en la playa se van a ver manchas verdes: no hay que tocarlas, no hay que tener contacto. Sobre todo en ojos y boca. Menos que menos tomar esta agua», advirtió Jelinski y recomendó consultar en el centro de salud más cercano en el caso de intoxicación.

Las cianobacterias son organismos microscópicos que pueden realizar fotosíntesis y son reconocibles por su coloración azul verdosa. Se nutren de la materia orgánica del agua, por lo que son un indicador de dicho tipo de contaminación.

La bajante histórica en toda la cuenca, la elevación de la temperatura estacional y por efecto del cambio climático, así como la cantidad de efluentes vertidos –que con un caudal de agua reducido aumenta su concentración- son algunos de los factores que inciden en el fenómeno. Las cianobacterias liberan toxinas al medio en el que se encuentran, por eso convertirse en una problemática significativa para la salud humana y ambiental.