El operativo de control del fuego en la zona de humedales de las islas del río Paraná, en Entre Ríos, que afectaba hace semanas a las ciudades santafesinas de Gran Rosario “terminó el miércoles con éxito”, aunque se mantiene el monitoreo del lugar, informó hoy el municipio. Por las quemas intencionales de pastizales ya hay siete propietarios imputados y tanto el Ministerio de Ambiente nacional como la provincia de Entre Ríos fueron aceptados como querellantes.

El secretario de Gobierno de Rosario, Gustavo Zignago fue el encargado de informar que se pudieron controlar los focos de incendio pero agregó que seguirán monitoreando “el estado del suelo y revisando que no se generen nuevamente” focos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Luego de que el gobernador Omar Perotti reclamara una intervención rápida de la justicia, dada la intencionalidad de los incendios, este miércoles Télam informó que la Justicia Federal comenzó las indagatorias a siete propietarios de los campos incendiados, todos quedaron imputados.

Con el avance de los cultivos en tierra firme hace ya décadas que la ganadería se trasladó a las islas, donde suelen realizar quemas controladas para renovar las pasturas para que el ganado pueda alimentarse en primavera. Pero en un ecosistema de equilibrio tan delicado como los humedales cuando esta práctica se va de control es muy difícil reparar el daño. La necesidad de que el Congreso presente una ley de humedales es una deuda pendiente que reconoció el ministro Juan Cabandié, aunque aún no se han presentado proyectos en ese sentido. Ya han caído dos intentos –en 2013 y 2016– y los últimos incendios dan cuenta de la imperiosa necesidad de contar con esa herramienta legal. A mediados de junio, Julián Monkes, especialista en el área, explicó a Tiempo ese proceso. 

También podés leer: “Ley de humedales: un debate por la soberanía ambiental y alimentaria”

La bajante extraordinaria del río Paraná que sucede estos días plantea un escenario que agrava la sequía y que expone aún más a los humedales. La tarea de los brigadistas del Plan Nacional de Manejo del Fuego del Ministerio de Seguridad, así como personal de la cartera de Defensa y de ambas provincias permitió que se apagaran los puntos de incendio que se encontraban frente a Rosario.

Lo mismo ocurrió con focos ubicados a la altura de las localidades de Alvear, Pueblo Esther, Villa Constitución y Fray Luis Beltrán. Así, el operativo “se dio por finalizado y las cuadrillas se retiraron del territorio”, informó la intendencia rosarina. El responsable local de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, sostuvo que se implementó “un operativo de grandes dimensiones” que se llevó adelante con aviones y helicópteros hidrantes en la zona de islas del sur de Entre Ríos, frente a Rosario.