El hermano de uno de los navegantes desaparecidos a bordo del buque pesquero Rigel denunció que la embarcación “tenía problemas eléctricos, pero no les importó y salieron igual”, a la vez que cuestionó la “falta de controles”.

Mario Mieres, hermano de Luciano, quien se encuentra desaparecido junto a ocho de sus compañeros, afirmó que “el barco tenía problemas eléctricos y de motor” y que la tripulación “no quería salir porque no andaba bien” la nave.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al respecto, afirmó que “el buque tenía problemas eléctricos y no llamaron a un especialista, ellos nomás lo arreglaron y salieron igual”.

“No les importó la vida de mi hermano y de los demás, salieron igual”, insistió Mieres a Radio Dos de Corrientes, a la vez que denunció que “no hay controles”.

Además, detalló que el buque “tenía que salir una semana antes, pero no lo hicieron por el problema eléctrico. Ellos mismos se encargaron del arreglo y ni siquiera viajó el electricista que tenía que viajar”.

Mieres detalló que su hermano Luciano y el otro tripulante correntino que también está desaparecido, Rodrigo Blanco, son oriundos de la localidad de Empedrado y “eran muy amigos, se conocían desde el jardín de infantes”.

El joven, también navegante, afirmó que aún no sabe nada del paradero de su hermano. “Preguntamos en Prefectura, pero no saben nada”, a la vez que agregó que “la situación es preocupante, queremos respuestas”.

En tanto, la Armada Argentina informó que la Corbeta ARA Granville, el Transporte ARA Bahía San Blas y la aeronave Beechcraft King Air (B200 M) Marítimo, se encuentran en el área de búsqueda.

El pesquero Rigel zarpó de Mar del Plata e hizo el último contacto el viernes pasado mientras navegaba a 220 kilómetros de la ciudad chubutense de Rawson,

Durante le sábado pasado los rescatistas hallaron el cuerpo del capitán de la embarcación, Salvador Taliercio, en tanto que el resto de la tripulación continúa desaparecida.

 Familiares de los tripulantes, del buque Repunte y trabajadores portuarios se unieron en la búsqueda de respuestas  y marcharon este lunes  por el puerto de Mar del Plata hasta la sede de Prefectura para reclamar que se profundice la búsqueda de  los tripulantes de la nave que desapareció el viernes último y para exigir cambios para que los barcos salgan al mar en buenas condiciones.

La marcha comenzó en el Monumento de los Pescadores y transitó por las calles del puerto local, pasando por el ingreso de las terminales 1 y 2, hasta la sede de Prefectura.

 Por su parte el l juez federal Gustavo Lleral se reunió con los familiares de los tripulantes del buque pesquero Rigel, desaparecido desde el sábado en las costas chubutenses y que Prefectura Naval busca intensamente con el despliegue de todos sus recursos.

“Se les ha informado a los familiares que están puestos todos los medios desde la Prefectura Naval Argentina a quienes se le han ordenado las tareas de búsqueda coordinando con la Armada. Y colaboran los buques pesqueros, que suman 30 en la zona”, dijo Lleral.

“Ordené que Gendarmería ponga a disposición sus hombres para hacer una búsqueda por las costas de Chubut. Todos sus hombres están abocados para dar con algún rastro de este buque desaparecido”, describió.

“Estamos esperando que nos manden los informes que están en un sumario de prevención que ya ha confeccionado Prefectura Naval”, explicó. “Se van a agotar todas las instancias de investigación, pero primero tenemos que concentrarnos en hallar a las personas desaparecidas. Después, acudiremos a todas las instancias que nos permitan recabar datos para determinar qué es lo que pasó”.

“Estamos en plena búsqueda”, indicó. “En este momento, de acuerdo a la información que tenemos de Prefectura, hay buenas condiciones para seguir la búsqueda sin complicaciones. Si Prefectura informó que había mejorado para agilizar la búsqueda”.