Dicen que si uno permanece unos segundos en silencio en medio del cardonal y aguarda unos instantes, sentirá como sopla el viento que desprende música cuando acaricia las espinas de los cactus. Es casi imperceptible. Un sonido aflautado que viene de lejos, lejísimos y llega suave a los oídos y acaricia la piel hasta el alma. Un silbido profundo,  que inunda el espacio y llega hasta el cielo. 

La experiencia de visitar, recorrer y conocer el mayor cardonal de América que está en territorio salteño, protegido como Parque Nacional Los Cardones, es de una armonía tal, que el paisaje que dibuja es perfecto.

Es imprescindible caminar por el sendero del Cardonal al que se accede en vehículo sobre la ruta del Tin Tin que además es una recta de unos 19 kilómetros que recorre el corazón del PN Los Cardones y que según cuenta la historia es un tramo del Camino del Inca, la mayor obra ingenieril del mundo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La cuestión es que hay un área para estacionar el vehículo uno desciende junto a la oficina de informes del Parque, en este tramo y desde allí la cartelería lo guiará por 200 metros muy sencillos de recorrer, en forma de círculo gigante que a cada paso se puede leer información acerca de los cardones, del lugar, de la importancia de este vegetal. 

En Los valles salteños, a medida que el sol se esconde detrás de las montañas, se vive otra experiencia imperdible y es la variación de los colores del p, con haces dorados en la hora mágica de la tarde, que alarga las sombras y las espinas y pone negro sobre colores de los cerros a cada cactus. Apenas un roce del último sol se despide con fosforescencias en las espinan que a contraluz simulan personas en fila y salpicadas en la inmensidad del lugar. Hermoso.

Este Parque Nacional que preserva el mayor cardonal del continente ofrece un condimento especial y es que convergen cinco ambientes diferentes, como el pastizal de altura o de neblina; pre puna; puna (cachipampa); el Monte occidental que ahora se le llama región de Valles y Bolsones donde está el bosque de churquis (arbusto) y el cardonal y el área altoandina .

Además de este sendero, el del cardonal, existen un mirador y otro camino especial para hacer a pie en otra área del Parque al que se accede por ruta 33, en Valle Encantado. Mientras tanto, tan sólo con guías habilitados y expertos se puede conocer en vehículo otro sitio de este Parque Nacional como el Valle del Tonco.

El Parque Nacional Los Cardones, es uno de los tesoros naturales de Salta, en pleno corredor de la Ruta Nacional 40 y pegadito a las localidades de Payogasta y Cachi dos pueblos hermosos de los Valles Calchaquíes.

Desde la capital salteña, se llega a través de las rutas nacional 68 y provincial 33 (97 km a Piedra del Molino- entrada Este del Parque Nacional- y 147 a Payogasta, donde se encuentra su sede administrativa.

Más info:

Turismosalta.gov.ar

Parquenacionalloscardones / argentina.gob.ar