“No entiendo por qué está presa. No hay ningún fundamento jurídico para que lo esté”, aseguró Raquel Hermida Leyenda, abogada de Rocío, una joven de 18 años que está detenida desde hace una semana, cuando intentó escapar del remís donde estaba siendo manoseada por el chofer, un expolicía con antecedentes de violencia de género que luego la denunció a ella por intento de robo.

“Nosotros pedimos el viernes la excarcelación en primer término y además pedimos el sobreseimiento, porque no hay fundamentación alguna para que se encuentre detenida”, remarcó la letrada, en diálogo con Tiempo. “Ella se escapa del remís con su amigo. Cuando llega la Policía, el remisero dice que le habían tratado de robar. Que le habían sacado plata y que fue con un cuchillo. Según el remisero, el que trata de robar es el menor que estaba atrás (amigo de Rocío, ya liberado). El cuchillo nunca apareció, porque nunca existió”, afirmó Hermida.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De acuerdo a la abogada, Rocío “contó 300 veces igual” lo que le pasó. Incluso, en su celular había mensajes enviados a una amiga antes de la detención donde le decía que había sufrido un abuso. “Está certificado tanto por el chico que salió como los tres amigos que estaban antes (en el remís). El menor lo que hace es defenderla cando ve que el tipo le mete la mano casi en la entrepierna”.

En cambio, contrastó que el relato del suboficial retirado Daniel Flores “es absolutamente contradictorio. Primero dice que no iban en el auto, después dice que Rocío iba atrás. Ella nunca fue atrás. Rocío y el menor no cambian en nada, todos declaran lo mismo. No hay una fundamentación de índole jurídica a los fines de la detención”, insistió la letrada. Y señaló que Flores “tiene antecedente de violencia de género y denuncias de abuso”.

Su socia, la abogada Mariana Chiacchio, se presentará este martes ante el fiscal Fabián Hualde y este miércoles habrá un comparendo con el Juez de Garantías número 5 de San Martín. Mientras tanto, Rocío permanece detenida en el Destacamento de ese distrito. Según Hermida, la joven fue golpeada por una oficial durante la detención, no tiene antecedentes y nunca había estado presa.

Todo ocurrió el 26 de enero en Grand Bourg, Malvinas Argentinas. La familia de Rocío está difundiendo su imagen y quiere darle visibilidad al caso. Reclaman “libertad ya para Rocío, detenida por defenderse de un abusador” y exigen “basta de justicia patriarcal”.