La vivienda y consultorio que el médico Pedro Domingo Curutchet le pidió diseñar al arquitecto Le Corbusier a fines de los años 40 en la ciudad de La Plata, fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad junto a otras 16 construcciones del suizo-francés. Conocida como “Casa Curutchet”, la obra arquitectónica de la capital bonaerense resume los cinco principios que el arquitecto enunció en 1926 para la arquitectura moderna.

Durante su 40ª reunión celebrada en Estambul, Turquía, del 10 al 17 de julio, el Comité del Patrimonio Mundial incorporó 21 nuevos sitios en su lista de Patrimonio de la Humanidad, entre ellas las obras diseñadas por el arquitecto. Además de la casa platense, la lista la integran el Museo Nacional de Tokio, el complejo del Capitolio en Chandigarh en India y el Conjunto Moderno de Pampulha en Belo Horizonte (Brasil).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Casa que ya había sido designada Monumento Histórico Nacional en 1987 fue diseñada por el arquitecto como una vivienda unifamiliar y fue construida entre 1949 y 1953, frente al Paseo del Bosque, en la capital bonaerense. Aún pertenece a la familia del médico, y hoy funciona allí el Colegio de Arquitectos de La Plata.

En 2010 el Senado bonaerense declaró al edificio como “de utilidad pública y sujeto a expropiación”, para “preservar, enriquecer y difundir el patrimonio cultural, histórico, arquitectónico y urbanístico”. Es que la casa fue diseñada en base a los los cinco principios de Le Corbuisier, pero adaptados a un lote pequeño, entre medianeras.

De tres pisos, vidriada y con vista al bosque platense, la casa resume el vista arquitectónico del arquitecto: aprovechamiento del espacio en un lote reducido; ambientes bajos y el sistema innovador de proporciones que se utilizaron para la construcción.

La candidatura de las construcciones de Le Corbusier para su incorporación como patrimonio de la humanidad se impulsó hace más de diez años. El trabajo que enlistó las 17 obras arquitectónicas se resumió en dos mil fojas y el 10 por ciento se dedicaron a la única obra ubicada en Argentina.

La inclusión de la Casa Curutchet se sostuvo con la argumentación aportada por el Comité que integraron el Colegio de Arquitectos de la Provincia, los estados Nacional, Provincial y Municipal de La Plata; la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP; el Icomos Argentina y el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio – Cicop.