Los investigadores tienen la firme sospecha de que Mariquena Badell, de 22 años, fue asesinada por su marido; un oficial inspector de la Bonaerense que fue identificado como Daniel Urbano, de 36, quien tras cometer el femicidio se habría suicidado. Ambos eran miembros de la misma fuerza de seguridad y cumplían funciones en la Escuela de Formación de Policía Coronel Julio Dantas, en La Plata. La pareja tenía dos hijos.

El hecho sucedió la tarde del lunes, en una vivienda de la calle 129, entre 95 y 96, de la ciudad bonaerense de Berisso. Una vecina dijo que por la mañana la pareja mantuvo una discusión que se prolongó hasta la tarde y escuchó gritos, pero que nunca antes notó que tuvieran problemas. Sin embargo, otros vecinos dijeron que Mariquena se quería separar y él no aceptaba su decisión. La pareja vivía atrás de la casa de los padres de la mujer.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El padre de la mujer al escuchar ruidos extraños se acercó y se encontró con su hija muerta. Comenzó a gritar y un vecino que lo escuchó llamó al Sistema de Emergencias 911. Cerca de las 19 llegó la Policía Científica y más tarde se hizo presente la fiscal en turno, Virginia Bravo.

Por el momento la caratula es “averiguación de causales de muerte”, e interviene el juez de Garantías, Jorge Moya Panisello. Sin embargo, los investigadores aseguran que el hecho está camino a ser esclarecido, porque todo indica que el hombre le disparó primero a la mujer y que, tras asesinarla, se suicidó.

El mismo lunes, en la provincia de San Luis, fue asesinada de un tiro en la cabeza Tamara Olguín, de 16 años, quien estaba embarazada de 4 meses. Por el femicidio está detenido su novio Kevin Avallay, de 19, quien declaró que «estaban jugando» con un arma y se le escapó un tiro.

Sucedió en una casa ubicada en la calle Comandante Videla al 1.600 del barrio kilómetro 4, al oeste de la ciudad de Villa Mercedes. Tamara estuvo internada en terapia intensiva en el hospital «Juan Domingo Perón» hasta cerca de las 22 del lunes, donde murió producto de las heridas de la bala, con orificio de entrada en la sien y de salida en la frente.

La trágica escena ocurrió cuando la adolescente fue a la casa donde vive Kevin con su padre, quien en ese momento no se encontraba. Allí alrededor de las 18 un vecino escuchó un disparo en el interior de una vivienda y llamó al 911. Cuando llegaron, los efectivos encontraron a la joven con un disparo en la cabeza. En el lugar del hecho, secuestraron un revólver calibre 32 largo. Cuando Avallay fue detenido dijo que, “disparó accidentalmente contra su novia porque estaban jugando».
Una mujer tiene 8 veces más posibilidades de ser asesinada por alguien de su entorno que de morir a manos de un extraño en un robo. Según estadísticas del Instituto de Políticas de Género Wanda Taddei, en los primeros 43 días de 2017 se cometieron 57 femicidios en el país. Los perpetrados en 2016 fueron 322, el 87% de ellos fueron cometidos por hombres del círculo íntimo de la víctima y conocidos de la víctimas, el 40% por la pareja, 26% ex pareja, 13% algún conocido.