El femicidio de Guadalupe Curual, de 21 años, ocurrido este martes a la vista de todos en pleno centro de Villa La Angostura, está prácticamente esclarecido: con la detención infraganti de su ex pareja, Juan Bautista Quintriqueo, los investigadores ahora buscan establecer el rol que jugó otro sospechoso en el ataque. Según confirmaron desde la fiscalía, en las últimas horas se “ubicó” a un hombre a quien se le tomará declaración.

El fiscal jefe Fernando Rubio confirmó la novedad al portal La Mañana de Neuquén. El muchacho aprehendido fue identificado como Saúl Mellado y fue involucrado en el caso por Valeria Navarro, hermana de Lucía, quien convivía con la víctima. Esta mujer comentó que Mellado había mantenido una relación con Lucía y que tanto él como Quintriqueo mortificaban a sus ex.

Desde el entorno de la víctima señalan que Quintriqueo y Mellado habían realizado una especie de pacto femicida, en donde los dos habían decidido asesinar a sus ex novias. Zulema Rodríguez de la Red de Mujeres, afirmó: “Ambos son amigos y tenían denuncias por violencia de género, ambos querían matar a sus ex”.

Lo cierto es que el fiscal Rubio si bien ratificó que “ya fue ubicado y se le va a recibir declaración”, aclaró que por el momento no se lo investiga como cómplice del caso de Guadalupe.

En tanto, Quintriqueo aún no fue imputado formalmente del femicidio, porque desde la fiscalía se espera que esté en condiciones médicas de poder declarar. Es que poco antes de ser capturado intentó autolesionarse con la misma cuchilla que había matado a Guadalupe.

Las denuncias

Según se pudo reconstruir, en julio del año pasado, la joven de 21 años denunció por primera vez a Quintriqueo por violencia de género en la comisaría 28 de Villa La Angostura, donde contó que hacía dos años que convivía con él y que tenían una hija en común, hoy de poco más de un año.

La justicia entonces le dictó una restricción perimetral al sospechoso por tres meses. En enero, la joven volvió a denunciarlo por agresiones físicas. Unos días después, la víctima decidió no renovar la medida restrictiva porque había convenido con Quintriqueo que cuidara a su beba por las tardes mientras ella trabajaba en una panadería de la zona.

A pesar de lo solicitado por la chica, el juez del caso, Jorge Videla, restituyó la restricción perimetral en contra del sospechoso y ese mismo mes, en enero, Guadalupe volvió a plantear que su ex pareja la amenazaba por teléfono y no cumplía con el régimen de visitas.

A principios de febrero, la víctima insistió en que Quintriqueo omitía las restricciones, por lo que Videla le aplicó una sanción económica de 2.360 pesos y lo intimó a que concurra a un espacio terapéutico.

El caso

Guadalupe fue asesinada de una puñalada en el pecho por su expareja, quien la corrió e interceptó en pleno centro de la ciudad neuquina de Villa la Angostura cuando se hallaba con su nuevo novio, quien también resultó herido en la cara.

Inmediatamente después, el agresor se autoprovocó algunas lesiones y fue atrapado por turistas que lo persiguieron unos metros.

De acuerdo con los dichos de los testigos, el episodio ocurrió cerca de las 21.30 de este martes sobre la avenida Arrayanes a metros del boulevard Nahuel Huapi. en momentos en que decenas de turistas paseaban por el lugar.

Los investigadores policiales y judiciales explicaron que todo comenzó cuando Curual llegó hasta allí a bordo de un auto junto a su nuevo novio y a su beba para retirar dinero de un cajero automático.

“Ella estacionó su vehículo frente a los Bomberos, fue al cajero automático del banco para retirar dinero y en el momento que regresaba al vehículo es abordada por el hombre que tenía un cuchillo”, explicó a Télam el jefe policial de Junín de los Andes, comisario Daniel Castillo.

Aparentemente, ante esa situación, el nuevo novio de Guadalupe salió en su defensa y fue herido en el rostro por el agresor. Según Castillo, “la joven salió corriendo y el hombre la persiguió hasta que la alcanzó en el cruce de Arrayanes y Nahuel Huapi, frente a la estación de servicio ACA, donde la atacó y la mató”.

Según el relato de una testigo, el agresor le clavó a la joven un cuchillo en el pecho, a la altura del esternón, al tiempo que amenazaba a quienes intentaban acercarse. Tras el ataque, el acusado corrió hasta la zona de la terminal de micros, donde se provocó algunas heridas con el arma blanca que portaba y finalmente fue reducido y detenido por una pareja de policías de civil que paseaba por la zona, ya que ambos estaban franco de servicio.