El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sufre una obstrucción intestinal por la cual fue trasladado este miércoles por la tarde desde Brasilia a un hospital privado en San Pablo, donde se definirá si se le realizará una cirugía de emergencia, luego de haber sufrido una crisis de hipo, con dolores abdominales, informó la Secretaría de Comunicación Social del Gobierno.

Bolsonaro fue internado a la madrugada por dolores abdominales en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia y su traslado fue definido por el médico Antonio Macedo, responsable por las cinco operaciones realizada al mandatario luego de haber recibido un atentado con cuchillo en el estómago en la campaña presidencial de 2018.

“El presidente estuvo sedado y se encuentra bien, habló con sus colaboradores y los médicos cuando despertó, está siendo llevado a San Pablo”, dijo el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria. El comunicado indica que los exámenes realizados en San Pablo determinarán si el presidente será sometido a “una operación de urgencia”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El presidente debía reunirse este miércoles con los jefes de la Corte y del Congreso, en el marco de la tensión abierta por el mandatario luego de amenazar con no reconocer el resultado de las elecciones de 2022, en las que aparece perdedor en las encuestas, en caso de que no se cambie las urnas electrónicas.

Bolsonaro contó a seguidores el lunes y martes que estaba con una crisis de hipo permanente hace más de diez días, lo cual le impedía hablar con claridad, hasta que se decidió internarlo.