El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, resaltó los “pasos leves pero significativos” que dio Estados Unidos al “entregar licencias” a empresas petroleras para operar en el país suramericano, como parte de una flexibilización de las sanciones económicas impuestas por Washington.

La petrolera italiana Eni y Repsol podrían empezar a enviar petróleo venezolano a Europa tan pronto como el próximo mes para compensar el crudo ruso, reanudando los intercambios de petróleo por deuda que se detuvieron hace dos años cuando Washington intensificó las sanciones a Venezuela, reportó Reuters.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estados Unidos hace una semana dio unos pasos leves pero significativos, al entregar licencias a (la estadounidense) Chevron, (la italiana) Eni y (la española) Repsol para iniciar procesos que lleven a producir gas y petróleo en Venezuela para exportar a sus mercados naturales”, dijo Maduro en una entrevista con la radio AM 530.

El volumen de petróleo que se espera que reciban Eni y Repsol no es grande, dijo una de las personas consultada por la agencia británica Reuters, y cualquier impacto en los precios mundiales del petróleo será modesto.

Las dos compañías energéticas europeas, que tienen empresas conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA, pueden contar los cargamentos de crudo para compensar deudas pendientes y dividendos atrasados, dijeron las fuentes.

Una condición clave, dijo una de las personas, es que el petróleo recibido “tiene que ir a Europa. No puede revenderse en otro lugar”.

La administración del presidente estadounidense Joe Biden espera que el crudo venezolano pueda ayudar a Europa a cortar la dependencia de Rusia y redirigir algunos de los cargamentos de Venezuela desde China.