El Gobierno de Estados Unidos ratificó este lunes que no invitará a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la próxima Cumbre de las Américas, que se realizará el mes próximo, horas después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le pidiera públicamente que ningún país fuera excluido de esa cita.

“En un momento clave en nuestro hemisferio estamos enfrentando muchos retos para la democracia” y Cuba, Nicaragua y Venezuela “no respetan la Carta Democrática Interamericana, por lo tanto no espero su presencia”, afirmó el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es una decisión del presidente (Joe Biden) pero yo creo que fue bien claro en que los países que por sus acciones no respeten la democracia no van a recibir invitaciones”, agregó Nichols en declaraciones a la televisora colombiana NTN24.

En tanto, López Obrador dijo que el viernes pasado, en la conversación telefónica que mantuvo con Biden, le pidió que no excluyera a ningún país de la Cumbre de las Américas que se celebrará en Los Angeles, California.

“Le planteé al presidente Biden que si va a haber Cumbre de las Américas, tienen que participar todos los países, todos los pueblos de América, que nadie debe excluir a nadie”, señaló el mandatario mexicano en conferencia de prensa.

López Obrador dijo también que sugirió a Biden girar una “invitación abierta” y que “el que no quiera ir, que no vaya”. “Quedó en que lo va a pensar”, añadió el mandatario mexicano.

Hace una semana Cuba denunció que Washington la excluyó de los preparativos de la cumbre, que se hará del 8 al 10 de junio.

Según un vocero del Departamento de Estado, todavía no se “cursaron” invitaciones para la cumbre.

Cuba asistió a las últimas cumbres, en 2015, en Panamá, y en 2018, en Lima.

Celac y Grupo de Puebla demandan una cumbre sin exclusiones

El Grupo de Puebla y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) llamaron este lunes a celebrar una Cumbre de las Américas sin excluir a ninguna nación.

“El Grupo de Puebla invita al Gobierno del Presidente (de Estados Unidos, Joe) Biden a realizar la próxima Cumbre de las Américas en los Ángeles, en el mes de junio, sin excluir a los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua”, afirmó el organismo regional en un comunicado.

Según este foro de expresidentes y líderes políticos, dejar por fuera a estos países que han sufrido “los costos sociales del impacto depredador del virus del COVID-19” no tienen ningún sentido, si a fin de cuentas se analizará como tema central de la Cumbre el manejo de la pandemia y el cambio climático en la región.

“Todos los países latinoamericanos requieren de la cooperación internacional y el intercambio económico para poder soportar la factura social y atender la reactivación económica derivada de la pandemia. Algunos de ellos como Cuba podrían inclusive aportar mucho en nuevas experiencias para la prevención y erradicación del virus y sus posibles nuevas variaciones”, indicó.

De igual forma, resaltó que esta sería una discriminación por razones ideológica que afectaría las posibilidades de cooperación regional necesaria para superar las crisis venideras.

Por su parte, la Celac insistió en que “es indispensable que superemos las divisiones ideológicas y nos enfoquemos en la búsqueda de coincidencias”, debido a las graves consecuencias que la pandemia del coronavirus ha dejado en la región.

Este organismo multilateral reivindica el diálogo y la cooperación como herramientas claves para el bienestar de los pueblos. Por eso, considera que esta Cumbre de las Américas “representa una gran oportunidad para construir un espacio de encuentro en el que participen todos los países del hemisferio de modo abierto e inclusivo, bajo el objetivo unificador de concertar acciones conjuntas”.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, especialmente Argentina, nación que ostenta la presidencia pro témpore de esta entidad intergubernamental, instó a los organizadores “a evitar exclusiones que impidan que todas las voces del hemisferio dialoguen y sean escuchadas”.