Suecia confirmó este lunes que solicitará su adhesión a la OTAN, siguiendo los pasos de Finlandia y ratificando el giro histórico de estos dos países no alineados hacia la Alianza Atlántica, a raíz de la invasión rusa a Ucrania, que entró hoy en su día 82.

Después de cerca de dos siglos de no alineamiento militar «cerramos una era para entrar en otra», destacó la primera ministra sueca Magdalena Andersson en una conferencia de prensa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Suecia espera lograr el ingreso en un plazo máximo de un año, afirmó la jefa del Ejecutivo, en un momento en que la OTAN intenta apaciguar algunas reservas de último minuto expresadas por Turquía.

Los nuevos miembros necesitan la unanimidad y la ratificación en los Parlamentos de los países que ya forman la alianza militar.

La decisión de Suecia está claramente influida por la candidatura finlandesa, reconoció Andersson ante el Parlamento. Desde la invasión rusa de Ucrania, Finlandia ha tomado la iniciativa y Suecia ha ido detrás.

Si Suecia se convirtiese en el único país no miembro de la OTAN en la zona del mar Báltico, con la excepción de Rusia, se encontraría «en una posición muy vulnerable» dijo Andersson.

Solo los miembros cuentan con la protección de la OTAN y no los países candidatos, lo que llevó a ambos aspirantes a pedir garantías de seguridad de varios países de la Alianza.

Otros países nórdicos como Noruega, Dinamarca e Islandia, que ya son miembros de la OTAN, prometieron el lunes asistir a Suecia y Finlandia.

En un contexto en el que el Kremlin justifica su invasión a Ucrania por el riesgo de que la OTAN se expanda hacia sus fronteras, una adhesión de Finlandia extendería en cerca de 1.300 kilómetros los límites de la alianza militar con territorio ruso.

La OTAN afirma que los dos países serán acogidos con los «brazos abiertos», pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, nubló las perspectivas de lograr una unanimidad rápida expresando sus reservas a las candidaturas.

Turquía reprocha, sobre todo a Suecia, de una excesiva tolerancia con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, pese a que está en la lista de organizaciones de terroristas de la Unión Europea.

Una delegación sueca va a ser movilizada para «ver cómo se puede resolver la cuestión», anunció el ministro sueco de Defensa, Peter Hultqvist.

Putin advirtió que reaccionará si Suecia y Finlandia se adhieren a la OTAN

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo este lunes que Rusia no considera la decisión de Finlandia y de Suecia de adherir a la OTAN como una amenaza, pero que Moscú va a reaccionar si hay un despliegue de infraestructura militar.

La entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia no representa «una amenaza directa para nosotros (…) pero la expansión de infraestructura militar a estos territorios va a generar ciertamente una respuesta nuestra», afirmó Putin en una reunión televisada de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.

Esta alianza liderada por Moscú agrupa a países de la antigua Unión Soviética e incluye además de Rusia a Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

«Esto es un problema que se crea completamente artificialmente porque se hace en el interés de Estados Unidos», dijo el mandatario ruso, quien agregó que la OTAN se ha convertido «en el instrumento de política exterior de un solo país».

Putin añadió que «todo esto exacerba una situación internacional que ya era difícil», reprodujo la agencia de noticias AFP.

Finlandia y Suecia se encaminan a efectuar un cambio de rumbo de su política de no alineamiento para unirse a la OTAN, como defensa ante el temor de una agresión de Rusia después de que Moscú envió tropas a Ucrania el 24 de febrero.

Finlandia anunció el domingo su intención de integrar la OTAN y el partido gobernante en Suecia dijo que apoyaba una adhesión, cimentando el camino para una candidatura conjunta.

Las decisiones constituyen un «grave error adicional cuyas consecuencias tendrán un largo alcance», dijo este lunes el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Riabkov.

«Para nosotros, está claro que la seguridad de Suecia y de Finlandia no se verá reforzada por esta decisión», subrayó el vicecanciller ruso, admitiendo que «el nivel de tensión militar aumentaría».

El motivo de Putin sobre la invasión

Al iniciar la invasión a Ucrania el 24 de febrero pasado, Rusia puso como principales razones la decisión de Ucrania de querer integrarse a la OTAN -aspiración a la que luego el gobierno ucraniano renunció- y a la liberación de los territorios prorrusos del este de Ucrania, sometidos según Moscú a una política represiva y criminal por parte de Kiev.

El presidente Putin citó reiteradamente la incumplida promesa hecha por occidente tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, en cuanto a que la alianza atlántica no se desplazaría «ni una pulgada hacia el este», para garantizar el balance de fuerzas.

El Reino Unido salió este lunes a dar su apoyo a las intenciones de Suecia y de Finlandia.

«El Reino Unido apoyará la candidatura de Finlandia para ser miembro de la OTAN. La OTAN ahora debe trabajar rápidamente para integrar a nuestros amigos», escribió la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, en su cuenta de Twitter.