Fetulá Gülen, a quien el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan sindicó públicamente, de modo implícito, pero claro, como líder del fracasado golpe de estado de la noche del 15 al 16 de julio, es un multimillonario ex-clérigo que dirige desde Pensilvania –donde vive desde 1999- una cofradía islámica llamada Hizmet (Servicio, en castellano). En Turquía el movimiento tiene estimadamente el apoyo del diez por ciento de la población (unos ocho millones de personas), pero está presente con escuelas, universidades y madrasas (escuelas coránicas) en 180 países, así como con una red de escuelas subsidiadas en Estados Unidos. Éstas reciben cuantiosas donaciones con las que Hizmet ha hecho fuertes inversiones en medios, clínicas y en el sector financiero. Se trata de una cofradía secreta que ha penetrado las fuerzas armadas, la Justicia, las universidades y las cámaras empresarias de Turquía.

Hasta 2013 Gülen apoyaba a Erdoğan, pero se distanció cuando importantes funcionarios del gobierno fueron acusados de corrupción. Los partidarios del presidente, por su parte, acusan al ex-clérigo de instrumentar la Justicia, para derrocar al gobierno democráticamente elegido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien el movimiento se organiza como una red, tiene jerarquías estrictas y no acepta discusiones internas. Se lo acusa de misionar sus ideas, una práctica ajena al Islam.

Los occidentales caracterizan las ideas de Gülen como progresistas, pero Hizmet es un grupo místico que colabora con servicios de inteligencia norteamericanos y, según se supo por las denuncias contra Hillary Clinton por el uso de su casilla privada, cuando era Secretaria de Estado, en 2009 seguidores del ex–imán donaron cerca de un millón de dólares para la Fundación Clinton.

Desde la época otomana las cofradías secretas han sido en Turquía la forma tradicional de organización paralela al Estado. En especial aquéllas adictas a versiones más místicas y menos rituales del Islam han gozado siempre de gran predicamento. En su conjunción de misticismo, autoritarismo y tecnocratismo Hizmet es na organización clandestina de gran poder.