A un mes de las presidenciales en Brasil, la campaña electoral está que arde. Se disputa voto a voto. Luiz Inácio Lula da Silva lidera las encuestas con alrededor del 45% de intención de votos y busca lograr la mitad más uno, para evitar una segunda vuelta que complique su regreso al Planalto, como lo advierte Marina Gissi, secretaria general adjunta de la Juventud del PT en este diálogo con Tiempo, en el que también participó Paulo Pereira, del Núcleo del Partido dos Trabalhadores en Argentina, que es uno de los más numerosos de los existentes en el mundo con sus 16 mil electores habilitados para votar el próximo 2 de octubre.

-Muchos dirigentes del PT resaltan que en estas elecciones la cuestión no es sólo ganar sino recuperar la democracia.

Paulo Pereira: –La importancia no está en los números, está en la militancia y en lo simbólico. Se trata de buscar el voto en cada país, en cada rincón. Desde lo simbólico salimos a militar el voto porque esta es una elección histórica: se juega la recuperación de la democracia. Durante una marcha de rechazo a la visita de Bolsonaro en Argentina, le remarqué a un periodista que nos cuestionaba porque decía que él había ganado democráticamente, que el principal candidato que podía ganar las elecciones en 2018, Lula, estaba en la cárcel de forma completamente ilegal, proscripto. Todo lo que vino después del golpe de Estado que derrumbó el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff en 2016 no es democrático. Desde ese momento perdimos el Estado de Derecho: tuvimos uno que encarceló por 580 días al principal líder político de Brasil. Bolsonaro es fruto y producto de un odio sistémico hacia nosotros.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Marina, afirmaste el golpe fue especialmente contra las mujeres.

Marina Gissi: –Creo que algo muy importante a remarcar cuando se trata de las mujeres en Brasil, es comprender que el golpe de 2016 tuvo como uno de los ejes principales, acabar con todos los derechos conquistados por las mujeres. Una de las primeras medidas tomadas por el presidente golpista Michel Temer fue destituir a los equipos de mujeres del gobierno federal y reducir la participación en los gabinetes, a lo que luego siguió el desmantelamiento de programas importantes en la distribución de ingresos, como el Bolsa Familia, que afecta especialmente a mujeres. Pero el propio golpe tuvo una narrativa extremadamente machista y patriarcal, que llegó al extremo de naturalizar un sticker bolsonarista con la violación de Dilma Rousseff. Es de eso de lo que hablamos. Por eso también tenemos que recuperar para las mujeres tanto las libertades individuales, como el derecho a nuestros cuerpos, como las colectivas, como los derechos más amplios para la inclusión. Por eso, las mujeres forman parte del electorado más amplio que apoya a Lula y más rechazan a Bolsonaro: no es por casualidad sino por causalidad de ser las más atacadas por los programas, que más que neoliberales son neofascistas.

Será una elección decisiva.

MG: –No será una elección fácil, será la elección de nuestras vidas, y no lo decimos sólo como militantes del PT, sino también de todo el pueblo brasileño. Porque no sólo es ganar la elección sino de sortear la posibilidad de un nuevo golpe. Sacaron a una presidenta acusándola de responsabilidad fiscal, encarcelaron a nuestro principal referente político, recientemente mataron a un compañero en San Pablo, por lo que a ellos nada les avergüenza y se puede esperar cualquier cosa. Pero, nada es más soberano que la movilización del pueblo. Somos el pueblo que libertó a Lula, que se manifiesta en defensa de la Democracia. Estamos atentas como partido, en cuanto militantes, en que no es apenas una lucha institucional, sino que también debemos estar en las calles, movilizados y firmes. No nos falta coraje.

PP: -La derecha cuando no tiene votos hace lo que sabe hacer, golpes de Estado. Por eso, lo primero es ganar con amplio margen las elecciones. Luego garantizar que Lula tome posesión del cargo, por lo que es necesario el apoyo internacional. Nuestro rol como núcleo es propiciar que todas las miradas estén para que se respete el voto del pueblo brasileño.

–¿Cuál es la importancia del voto fuera de Brasil?

PP: –Y si bien es verdad que estamos cerca de consagrar a Lula presidente en primera vuelta, tal vez ayudemos con los votos del exterior, especialmente en Argentina, el país con más habilitados para votar.  «

Politólogo UBA.
Analista Internacional.