Estanbul

La fiscalía de Estambul ordenó  la confiscación de los bienes de 187 empresarios por presuntos vínculos con el predicador Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de instigar la intentona golpista en Turquía, informaron los medios locales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En una gran operación de la policía financiera en Estambul y en otras ciudades, 60 sospechosos, entre ellos jefes de grandes empresas, fueron detenidos, según la agencia de prensa Dogan.

La fiscalía emitió 187 órdenes de detención en el marco de esta operación, la segunda desde principios de semana, dirigida especialmente contra el jefe de la confederación patronal Tüskon y conocidos empresarios.

Entre estos últimos se encuentra también el yerno del alcalde de Estambul, Kadir Topbas, influyente miembro del partido gobernante AKP (islamoconservador), según los medios.

Los detenidos están acusados de financiar a un grupo terrorista, la FETO, el acrónimo empleado por el gobierno para designar al movimiento de Gülen.
El primer ministro turco, Binali Yildirim, anunció el miércoles por la noche que desde el 15 de julio habían sido arrestadas 40.029 personas, de las cuales 20.355 permanecen detenidas.

Durante un discurso televisado, añadió que 79.900 empleados públicos habían sido despedidos, especialmente en el ejército, la policía y la justicia, y que 4.262 empresas o instituciones ligadas a Gülen fueron cerradas.