El Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió este lunes a un juez que condene a Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, a seis meses de prisión y pagar una multa de 200.000 dólares por desafiar una citación de la Cámara de Representantes, que investiga el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Bannon, un aliado y estratega de larga data de Trump, debería cumplir una fuerte sentencia porque «aplicó una estrategia de mala fe de desafío y desprecio», además de desacreditar públicamente al comité, socavando el esfuerzo por llegar al fondo del ataque violento, escribieron los abogados federales.

«Todavía no ha proporcionado ningún documento ni ha respondido ninguna pregunta», dijeron, según señaló la agencia de noticias AFP.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Quienes invadieron el Capitolio -sede del Congreso- «no solo atacaron un edificio, sino que atacaron el estado de derecho sobre el que se construyó este país y por el cual perdura», escribieron los abogados federales en documentos judiciales.

El día del asalto, centenares de partidarios de Trump instigados por el propio mandatario republicano acudieron al Capitolio para bloquear la sesión en que los congresistas certificaban la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

La derrota de Trump en las urnas y sus constantes denuncias por irregularidades en la votación, nunca aceptadas por los tribunales, fueron uno de los detonantes de la insurrección.

El exasesor había sido declarado culpable en julio de dos cargos de desacato al Congreso por desafiar una citación para testificar en el caso.

La investigación realizada por un comité especial de la Cámara de Representantes demostró que Bannon estaba al tanto de antemano del plan de los simpatizantes de Trump para atacar masivamente el Capitolio. Además, abogó por que el Congreso impidiera que Biden se convirtiera en presidente.

En los violentos incidentes del Capitolio murieron cinco personas, una de ellas policía.

La sentencia recomendada por el Departamento de Justicia, la máxima de la escala de penas se basa en el contexto del delito y el historial judicial del acusado. Se hará pública el 21 de octubre, pero puede ser apelada.

Steve Bannon es considerado uno de los artífices de la victoria de Donald Trump en 2016 e incluso después de ser expulsado de la Casa Blanca, en agosto de 2017, se mantuvo en contacto con el entonces presidente, con quien habló la víspera del ataque a la sede del Congreso. Actualmente dirige un sitio web de comentarios políticos conservadores, Bannon’s War Room.

Por el asalto, más de 700 manifestantes fueron acusados, con cargos que van desde planear un ataque para impedir la confirmación oficial de la victoria de Biden hasta agredir a la policía. Hasta ahora, 165 se declararon culpables y cuatro de ellos arriesgan una condena de 20 o más años de cárcel, según datos del Departamento de Justicia.

A principios de septiembre, un expolicía fue condenado a diez años de prisión por haber participado en la insurrección, mientras que Trump prometió indultos y disculpas a quienes tomaron el Capitolio en caso de volver a ser presidente.