La ayuda militar y en materia de información que los países occidentales proporcionan a Ucrania impide que Rusia concluya rápidamente su ofensiva militar, que hoy entró en su día 71, aseguró este jueves el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien de todos modos dio por descontado que más tarde o más temprano la misión logrará «todos sus objetivos».

Peskov también afirmó que los corredores humanitarios «están funcionando» hoy en la acería Azovstal para evacuar a los civiles de este último foco de resistencia de los combatientes ucranianos en la ciudad portuaria de Mariupol.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Estados Unidos, Reino Unido, la OTAN en su conjunto comparten permanentemente informaciones con las fuerzas armadas ucranianas. Combinado con las entregas de armas, estas acciones no permiten acabar rápidamente la operación», dijo Peskov, citado por las agencias de noticias AFP y Sputnik.

El portavoz hizo alusión a una publicación de ayer del diario New York Times, que puntualizó en base a fuentes de los servicios de inteligencia estadounidenses que las informaciones proporcionadas por Estados Unidos al Ejército ucraniano permitieron ubicar a varios generales rusos cerca del frente.

Estas acciones occidentales «no tienen capacidad para impedir» que se cumplan los objetivos de la ofensiva rusa en Ucrania, insistió Peskov.

También aseguró que el Ejército ruso estaba respetando el alto el fuego anunciado en la víspera para permitir la evacuación de civiles refugiados en el complejo siderúrgico de Azovstal.

«Los corredores están funcionando allí hoy», afirmó Peskov, desmintiendo las declaraciones de Kiev según las cuales se estaban produciendo combates entre las fuerzas rusas y ucranianas para controlar las instalaciones.

«La parte ucraniana y sobre todo (los combatientes) que están refugiados en el lugar de la acería son conocidos por fabricar muchas mentiras», aseguró.