Cerca de 9 mil soldados ucranianos murieron en lo que va de la guerra contra Rusia, según un balance oficial difundido este lunes, dos días antes de cumplirse seis meses del conflicto que centra la preocupación global y los temores de una escalada nuclear, y que se agravó en las últimas horas por el crimen de una periodista rusa, hija de un prominente asesor del Kremlin, en un ataque que Moscú atribuyó a servicios secretos de Kiev.

La cifra de muertos, el primer balance oficial ucraniano que se conoce públicamente desde abril, fue entregado por el comandante en jefe del Ejército, Valery Zaluzhny, y triplica las estimaciones entregadas hace tres meses por el presidente Volodimir Zelenski.

«Cerca de 9 mil héroes han muerto», declaró el general Zaluzhny durante una concentración pública, refirió la agencia Interfax-Ucrania.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los servicios de seguridad rusos (FSB) aseguraron este lunes que el crimen cometido el sábado en la noche contra la periodista rusa Daria Duguina -hija de un filósofo vinculado al Kremlin-, y que tensó aún más la cuerda del conflicto, fue preparado por los servicios secretos ucranianos y cometido por una ciudadana de Ucrania identificada como Natalia Vovk, quien escapó a Estonia.

«Como resultado de investigaciones urgentes, el servicio de seguridad federal ha resuelto el asesinato de la periodista rusa Daria Duguina, nacida en 1992», subrayó el FSB en un comunicado reproducido por la agencia rusa de noticias Tass.

Daria era hija de Alexander Duguin, un intelectual y escritor al que medios occidentales describen a menudo como «cerebro» o uno de los mentores ideológicos del presidente ruso, Vladimir Putin, quien calificó este lunes el suceso como un «crimen indeseable».

«Un crimen despreciable, cruel, puso fin prematuro a la vida de Daria Duguina, una persona brillante y talentosa dotada de un corazón verdaderamente ruso», declaró Putin en un mensaje de condolencias publicado por el Kremlin y expresado a los allegados de la joven.

Por su parte, el filósofo describió a su hija como una «estrella en ascenso» que fue «asesinada a traición por enemigos de Rusia».

«Nuestros corazones anhelan no solo venganza y represalias, sería demasiado mezquino, no al estilo de Rusia», escribió Duguin, y añadió: «Solo necesitamos la victoria».

En tanto, Zelenski -quien el domingo rechazó cualquier implicancia de Ucrania en el crimen de Duguina- anticipó anoche que Rusia podría tomar la medida «provocadora» de enjuiciar a soldados ucranianos tomados como prisioneros de guerra en las horas previas en las que Ucrania se prepara para conmemorar el 31 aniversario de su independencia, que coincide con los seis meses de guerra.

El gobernante ucraniano citó informes de prensa de que Rusia se prepara para llevar a juicio a combatientes ucranianos capturados durante la toma del puerto sureño de Mariupol, en coincidencia con el aniversario de la independencia ucraniana, pasado mañana.

«Si este despreciable juicio se realiza, si nuestra gente es llevada a estos escenarios violando todos los acuerdos, todas las reglas internacionales, habrá abusos», sostuvo Zelenski.

El Gobierno de Rusia ha dicho en reiteradas oportunidades que los combatientes tomados como prisioneros que serán juzgados son mercenarios, por lo que no son alcanzados por las convenciones internacionales en la materia.

En el frente de batalla, en tanto, las autoridades ucranianas denunciaron nuevos bombardeos nocturnos sobre infraestructuras civiles en la región de Jarkov, en el este de Ucrania y escenario estas últimas semanas de las ofensivas rusas.

El alcalde, Ihor Terekhov, señaló en su página de Telegram que los misiles golpearon un edificio de dos pisos, que hubo un pequeño incendio y no hay información sobre las víctimas.

La semana pasada, las autoridades ucranianas informaron la muerte de al menos 21 personas debido a los bombardeos rusos sobre varios distritos de Jarkov, entre ellos Slobid, Jolodnohirski y Saltivski, o la ciudad de Krasnograd.

La precupación de la Unión Europea

De acuerdo con el Ministerio de Defensa británico, la renovada ofensiva sobre esta ciudad de las fuerzas rusas es una maniobra de Moscú por concentrar a las tropas ucranianas en esa línea del frente, ya que disponen del control de la región.

La Inteligencia británica asegura que a pesar de que la línea del frente en esta región apenas ha sufrido variaciones desde mayo, Jarkov es una de las ciudades más bombardeadas desde el comienzo de la guerra, posiblemente porque se encuentra «dentro del alcance de la mayoría de los tipos de artillería rusa».

Mientras el conflicto sigue escalando y crece la preocupación por los riesgos nucleares que implica, la Unión Europea (UE) analiza la creación de un gran programa «de entrenamiento y de ayuda a la organización» del Ejército ucraniano que tendría lugar en países cercanos, dijo hoy el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Combatir la invasión rusa «requiere un esfuerzo no sólo de suministros de materiales, sino también de entrenamiento y de ayuda a la organización del Ejército», dijo Borrell en España, en una conferencia de prensa en la ciudad norteña de Santander.

El tema será abordado por los ministros de Defensa europeos la semana que viene en Praga, detalló Borrel.