El coronavirus baja la fiebre de la inflación, que marcó el valor más bajo en dos años y medio

La variación del Índice de Precios al Consumidor del Indec fue del 1,5 por ciento, en abril. Por qué la emisión monetaria no se refleja en una suba de precios.

(Foto: Telam)
14 de mayo de 2020

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este jueves los datos de inflación de abril. Es el primer informe que evalúa un mes completo afectado por la pandemia del coronavirus y esto se notó en una sensible desaceleración en el índice general, cuya suba mensual fue del 1,5 por ciento. Se trata de la variación mensual más baja desde noviembre de 2017, cuando había marcado 1,4%.

En términos interanuales (mayo 2019 – abril 2020), la inflación acumulada bajó a 45,6%, el valor más bajo desde noviembre de 2018, cuando fue de 43,9%.

En los primeros cuatro meses del año, la inflación acumulada cerró en 9,4%. Es la variación más baja del período desde 2017, cuando el primer cuatrimestre había cerrado en 9,1%. Ese año fue el mejor de la era Macri en términos inflacionarios, ya que cerró en 24,8%.

El rubro Alimentos es el más significativo de la canasta de precios que mide el Indec y uno de los que más aumentó en 2020, con un 15,2%. En abril, continuó la tendencia y Alimentos fue el gran impulsor de la inflación, con una suba del 3,2%.

En el otro extremo, Comunicación y Educación tuvieron en abril variaciones negativas: -4% y -1,5%, respectivamente.

Cabe aclarar que varios rubros como Restaurantes y Hotelería no tuvieron actividad en abril. El Indec les imputó el número general de la suba; es decir, 1,5%. La metodología aplicada es avalada internacionalmente y se basa en no distorsionar el índice.

La intervención del Estado

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) hizo una evaluación al respecto de la fuerte desaceleración de precios y apuntó que “el Programa Precios Máximos ha tenido un funcionamiento eficiente en las grandes cadenas de comercialización, cuyos precios pueden controlarse online”.

Al inicio de la pandemia, y frente a un escenario de fuerte demanda de alimentos y dificultades en la cadena de pagos y en la producción de ciertos productos, “se percibieron riesgos de desabastecimiento ante el fuerte shock de demanda por aprovisionamiento por parte de las familias, que fue resuelto casi sin dificultades”.

En términos generales, “la pandemia confirmó la necesidad de la intervención del Estado en la economía, particularmente jugando un papel fuerte en la regulación de los precios tanto minoristas como mayoristas”.

Por otra parte, la mirada monetarista que supone inflación derivada de la emisión de dinero “se encuentra en crisis”, ya que en abril “la inflación se redujo a pesar del escenario creciente de emisión”. En el mismo sentido, advirtió: “La fuerte caída de la demanda muestra que en esta etapa no puede ser ésta variable la que explique los impulsos inflacionarios. La puja distributiva vuelve a ser una razón de peso”.

Los alimentos que más subieron

En Carnes y embutidos, las principales subas se vieron en: Cuadril, que pasó de $386,8 a $410,3 (6,1% - En marzo, este ítem ya había tenido una fuerte suba del 2,8%); Paleta, que pasó de $303,4 a $311,7 (2,7%, mismo porcentaje que el mes pasado – En lo que va del año, subió un 27,5%); Carne picada común, que pasó de $78,0 a $82,1 (5,3%); Filet de merluza, que pasó de $336,2 a $368,3 (9,5% - En marzo, aumentó 5% y en lo que va del año, un 31,2%).

En Frutas y verduras, las principales subas se vieron en: Naranja, que pasó de $34,9 a $54,9 (57,2% - En marzo, aumentó 15,3% y en lo que va del año, 107,8%); Cebolla, que pasó de $32,2 a $42,4 (31,6% - Sólo en 2020, subió un 53,2%); Batata, que pasó de $39,5 a $46,3 (17,2% - En los últimos 12, subió 101,2%); Papa, que pasó de $32,8 a $36,7 (11,6% - En los últimos 12 meses, subió 95,7%); Zapallo anco, que pasó de $35,2 a $38,5 (9,6% - En los últimos 12 meses, subió 84%); Manzana deliciosa, que pasó de $78,0 a $82,1 (5,3%); Tomate redondo, que pasó de $77,1 a $82,8 (7,4% - En marzo, aumentó 45,7%).

En Lácteos, la principal suba se vio en Queso cremoso, que pasó de $383,8 a $419,2 (9,2%) y se encuentra en el grupo de mayores aumentos por segundo mes consecutivo (en marzo, aumentó 3,7%).

En Productos de limpieza e higiene personal, destaca el aumento en Jabón en pan, que pasó de $42,5 a $45,6 (7,2%).

En tanto, en Productos de almacén, las subas más fuertes se vieron en Azúcar, que pasó de $61,8 a $66,3 (7,1% - En marzo, aumentó 8,5%) y Huevos de gallina, que pasó de $97,7 a $105,0 (7,5%).

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual