Filmoteca, como en la tele, pero en vivo

Todos los martes de mayo, en Hasta Trilce, el crítico Fernando Martín Peña, continúa su ciclo televisivo presentando una función de cine integrada por dos películas. Films clásicos que no se pueden dejar de ver.
2 de Marzo de 2018

El crítico de cine Fernando Martín Peña retoma el modelo del doble programa para ofrecer todos los martes del mes de marzo, a las 20 y a las 22, en Hasta Trilce, una serie de películas que tienen en común temáticas, intérpretes, directores y otros tipos de coincidencias.
Las proyecciones serán en fílmico, de 16 mm. y 35 mm. La entrada general tiene un precio muy accesible ($60). Información y reservar: www.hastatrilce.com.ar.

Martes 6 – Hitchcock & Truffaut
Alfred Hitchcock fue el director mainstream más celebrado por los críticos de la revista Cahiers du Cinéma. La más completa manifestación de amor por Hitchcock fue el célebre libro de entrevistas El cine según Hitchcock que le dedicó François Truffaut. Así que esta será la afinidad inaugural:
A las 20: La ventana indiscreta (Rear Window, EUA-1954) de Alfred Hitchcock, c/James Stewart, Grace Kelly, Wendell Corey, Thelma Ritter, Raymond Burr. 112’. Su puesta en escena es tan asombrosamente perfecta que casi nadie recuerda el cuento original de Cornell Wollrich ni al guionista John Michael Hayes.
A las 22: La sirena del MIississippi (La sirene du Mississippi, Francia-1969) de François Truffaut, c/Catherine Deneuve, Jean-Paul Belmondo, Michel Bouquet, Nelly Borgeaud. 123’.
La trama se basa en una novela de William Irish y el realizador logra un resultado extraño, que tiene valores aparentemente contradictorios: la estructura de la trama y la resolución formal de ciertas situaciones recuerdan a Hitchcock, pero la espontaneidad del tono y la desdramatización de situaciones extremas están cerca de Jean Renoir, a quien el film está dedicado. Pero el final es puro Truffaut.

Martes 13 – Truffaut & Aldrich
Aldrich se contó entre los cineastas norteamericanos más admirados por Truffaut: “En los films de Robert Aldrich no es raro descubrir una idea por plano. La riqueza de invención es tal que llegamos a no saber qué mirar en esas imágenes tan ricas y pequeñas”, escribió Truffaut en 1955. Ninguno de los dos fue afín al cine fantástico y sin embargos ambos pusieron al mundo en crisis con dos películas muy diferentes
A las 20: Fahrenheit 451 (Ídem., Gran Bretaña-1966) de François Truffaut, c/Oskar Werner, Julie Christie, Cyril Cusack, Antón Driffing, Jeremy Spenser. 112’.No hay dos personas que estén de acuerdo sobre este film, empezando por el propio director y por el autor Ray Bradbury. Ambos quedaron desconformes con el resultado
A las 22: El beso Mortal (Kiss Me Deadly, EUA-1955) de Robert Aldrich, c/Ralph Meeker, Albert Dekker, Cloris Leachman, Paul Stewart, Maxine Cooper, Gaby Rodgers. 105’.

Martes 20 – Aldrich, la guerra mundial & Robert Mitchum
En el cine de Aldrich hay, casi siempre, un nihilismo forzado por las circunstancias. Muchos actores han sabido encarnar ese rasgo, pero pocos con la facilidad de Robert Mitchum, que fue una anti-estrella en Hollywood cuando empezaron a aparecer los anti-héroes y pronto llegó a ser alguien a quien el público recordaba sin importar quién había hecho el film.
A las 20: Furia en las montañas (The Angry Hills, EUA / Gran Bretaña-1959) de Robert Aldrich, c/Robert Mitchum, Stanley Baker, Elisabeth Mueller, Gia Scala. 105’.
A las 22: También somos seres humanos (The Story of G. I. Joe, EUA-1945) de William Wellman, c/ Robert Mitchum, Burguess Meredith, Freddie Steele, Bill Murphy, Wally Cassell, Jimmy Lloyd. 109’. Con la finalización de la Segunda Guerra Muncial, el director Wellman decidió que Hollywood ya había filmado suficiente propaganda y decidió concentrarse en el drama real del soldado ante el combate. Para ello eligió las crónicas de Ernie Pyle, un celebrado periodista cuyas crónicas desde el frente fueron compartidas por millones de lectores precisamente por su capacidad para describir la acción cotidiana sin presiones de los altos mandos. El resultado fue este film extraordinario, en el que Mitchum hizo su primer papel importante. El tono del film y la obra de Pyle fueron también una influencia decisiva sobre el autor argentino Héctor Oesterheld.

Martes 27 – Robert Mitchum & la caza de brujas
Mitchum puso en juego su popularidad para interpretar al temible ministro Powell, un asesino serial desquiciado que dice servir a Dios aunque sólo cree en el dinero. La misma audacia demostró al trabajar para directores proscriptos, como Joseph Losey, que había huido de Estados Unidos perseguido por el macathysmo.
A las 20: La noche del cazador (The Night of the Hunter, EUA-1955) de Charles Laughton, c/Robert Mitchum, Shelley Winters, Lillian Gish, James Gleason, Billy Chapin, Sally Jane Bruce. 93’.
Única y maravillosa obra del gran actor que fue Charles Laughton, su relativo fracaso inicial (comprensible por su profunda originalidad expresiva), no hizo más que aumentar el impacto para las generaciones anteriores. Su centro es un villano inolvidable: Robert Mitchun como predicador solo interesado en hacer el Mal, aunque en sus manos se lean las dos palabras: amor y odio.
A las 22: Ceremonia secreta (Secret Ceremony, Reino Unido – 1968) de Joseph Losey, c/ Elizabeth Taylor, Mia Farrow, Robert Mitchum. 109’. La novela breve de Marco Denevi fue la base de este film extrañísimo, que no se ve en buenas condiciones en Argentina desde hace décadas. Losey lo inicia con un extenso y magistral prólogo sin diálogos, que introduce lo básico del tema y, sobre todo, el tono enrarecido que domina todo el relato. Se exhibirá en una copia nueva, en Technicolor.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS