Guzmán a los bonistas: "Queremos escuchar las alternativas"

El ministro de Economía dialogó con distintos acredores para acercar posiciones antes del viernes, cuando vence el plazo de la oferta argentina. El gobierno espera contrapropuestas para evitar el default.

15 de mayo de 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró este viernes que continúa el diálogo con los acreedores para alcanzar un acuerdo antes del viernes próximo y reestructurar los US$ 66.300 millones de deuda emitidos en el exterior.

“En los últimos días seguimos conversando en un diálogo positivo con los acreedores y seguimos trabajando con ellos. Necesitamos tener un proceso colaborativo de las dos partes”, dijo Guzmán durante una charla vía internet organizada por el Consejo de Relaciones Exteriores, de Nueva York.

El ministro dialogó desde Buenos Aires con el ex secretario del Tesoro Robert Rubin, en el marco de una conferencia sobre “El estado de la economía argentina, cómo fue afectada por el coronavirus y los desafíos ante la reestructuración de su deuda externa”.

Guzmán recordó que la semana pasada, sólo recibió "una contraoferta que no está alineada con los principios de sustentabilidad", por lo cual entendió que "la conclusión es que la deuda no sería estable y la economía no sería capaz de estabilizar”.

“Hasta hace una hora, no había recibido nada. Pero sabemos que los acreedores estuvieron trabajando duro para presentar una alternativa. Estamos abiertos para escuchar; queremos escuchar las alternativas”, expresó.

En el mismo sentido, insistió en que la Argentina hizo una oferta que consideramos "responsable y es la que puede cumplir el país".

"Estuvimos trabajando con el FMI en base a la sustentabilidad de la deuda y en base a eso hicimos esta propuesta que incluye un período de gracia de 3 años y un cupón promedio del 2,3%. Un 7% de interés (como estaría pidiendo el mercado) no puede ser pagado y queremos ser un buen deudor", remarcó.

El viernes próximo vence el segundo plazo que el Gobierno otorgó a los bonistas para que acepten una oferta de reestructuración de la deuda externa, luego de que fue masivamente rechazada en una primera instancia el viernes 8 de mayo.

Argentina propone canjear US$ 66.238 en bonos emitidos bajo legislación extranjera por otros títulos con vencimiento a 20 años. Además, no pagar ni capitales ni intereses hasta el 2023, y ese año abonar una tasa del 0,5%, que iría creciendo “hasta niveles sostenibles”, dijo Guzmán al presentar la oferta.

La nueva fecha del 22 de mayo para cerrar la negociación coincide con el día en que Argentina podría caer en default ya que vencen los 30 días del período de gracia para el pago de US$ 503 millones de cupones de tres bonos Global. Si el Gobierno no acuerda con los acreedores un canje exitoso para esa fecha, la opción es pagar o caer en cesación de pagos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual