Hugo Moyano pidió que la investigación de espionaje ilegal en su contra pase a manos del juez Ramos Padilla

Según el líder de Camioneros, el falso abogado Marcelo D’Alessio es la pieza que articula la causa que tramita en Dolores con la que hoy está en Lomas de Zamora, donde están imputados, entre otros, las máximas autoridades de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

(Foto: Mariano Martino)
21 de julio de 2020

El titular del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, pidió que la investigación por presunto espionaje ilegal en su contra, que actualmente tramita en los tribunales federales de Lomas de Zamora, pase al juez de Dolores Alejo Ramos Padilla.

Daniel Llermanos, el abogado de los Moyano -Hugo y su hijo Pablo- planteó formalmente a Ramos Padilla que reclame la causa que está por ahora en manos del juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé.

“Planteo cuestión de incompetencia parcial, por vía de inhibitoria, con relación al expediente 14149/2020, que actualmente tramita en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número Dos de Lomas de Zamora”, sostuvo Llermanos, en el primer intento formal para que la mega causa por espionaje ilegal, que tiene entre sus imputados a los ex jefes de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, aterrice en el mismo juzgado que instruye la denominada “Causa D’Alessio”.

“En el Juzgado a su cargo -le indicó Llermanos a Ramos Padilla- se evidenció la primera pista del ‘lawfare’ contra Moyano”. El juez de Dolores acusó recibo del pedido y resolvió formar un “legajo” para tramitarlo y “proveer allí lo que por derecho corresponda”.

Según los Moyano, el falso abogado Marcelo D’Alessio es la pieza que articula la causa que tramita en Dolores con la que hoy está en Lomas de Zamora. “Los efectos expansivos de esa ilegalidad fueron consecuencia del accionar de Marcelo D’Alessio, quien asociado con el Fiscal General Adjunto Sebastián Scalera -funcionario del Departamento Judicial de Lomas de Zamora- produjeron hechos ‘procesales’ que fascinaron a periodistas estrechamente vinculados al Poder Ejecutivo por intermedio de la AFI y del Ministerio de Seguridad”.

El abogado Llermanos recordó que la primera vez que se investigó judicialmente una supuesta acción de espionaje ilegal contra los Moyano fue en Dolores, a mediados de marzo de 2019.

“Allí pudo comprobarse la existencia de un legajo que acreditaba que aquellos estaban siendo víctimas de espionaje ilegal o, cuanto menos, que existía la decisión de ejecutar acciones de inteligencia en contra de las previsiones de la ley que regula la actividad”.

Aquella acción parecía inserta en un proyecto de abrir bases de la AFI en la provincia de Buenos Aires, conocido como “Proyecto AMBA”.

“Este plan ilegal se encontraba a cargo de Pablo Pinamonti, jefe de Ricardo Bogoliuk y de “El Tano” Melito, quienes habían encomendaron las tareas operativas a Emiliano Mata, conocido dentro de ese ambiente como “Emilio Madariaga”  y que obtuvo familiaridad con Scalera”. Es allí donde los nombres de una y otro expediente comienzan a entrecruzarse.

Finalmente, Llermanos recordó que el 27 de junio de 2020 fue convocado a los tribunales de Lomas de Zamora para observar la documentación secuestrada a ex agentes de la AFI que daban cuenta del supuesto espionaje ilegal contra los Moyano. “Allí pude conocer la vastedad del espionaje (…) Los chats y los audios secuestrados en celulares de los espías constituyen pruebas irrefutables de que la inteligencia ilegal desplegada tuvo comienzo a partir de las tareas ejecutadas por Marcelo D´Alessio en connivencia con los mismos miembros de la AFI”.

Llermanos justificó su pedido para que Ramos Padilla se haga cargo de la investigación sobre el espionaje a los referentes de Camioneros en “la existencia en el Juzgado a su cargo del denominado “legajo Moyano”, que dejó al descubierto, por primera vez la voluntad delictiva y de manera genérica a los autores y/o organismos que permitieron actividad ilegal contra mis clientes”.

“La estrecha relación de Marcelo D’Alessio con el citado Sebastián Scalera, otros fiscales y funcionarios de AFI y del Ministerio de Seguridad” también ameritaría la unificación de los expedientes, según el escrito, al que tuvo acceso Tiempo.

Llermanos recordó que “debe intervenir en la causa el Juez que ha prevenido, y en este sentido, surge de manera indisputable, que la competencia para instruir la inteligencia ilegal contra la familia Moyano, pertenece al Juzgado con sede en la Ciudad de Dolores”. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual