La inflación de los pobres alcanzó el 34% en los últimos 12 meses

En lo que va de 2018, el número asciende a 20,7%. En ambos casos, están por encima del IPC general. Los datos se desprenden del informe del Indec que mide las canastas de pobreza e indigencia.
(Foto: Eduardo Sarapura)
Por Jonathan Raed - @JRaed
23 de Agosto de 2018

Las canastas que se utilizan para medir los niveles de pobreza y de indigencia volvieron confirmar la tendencia a la suba, con respecto a la inflación general. Esto significa que los sectores más golpeados por la inflación son los de menos recursos. La fuerte alza en los alimentos y en transporte (elementales para estas canastas) son los principales disparadores de esta desigualdad.

En el informe publicado este jueves por el Indec, se establece que la Canasta Básica Alimentaria (CBA, se usa para medir indigencia) subió en julio un 3,5 por ciento. En el acumulado anual, el número se fue a 22,2%. La interanual (julio 2017 – julio 2018) llegó a 32,4%. En todos los casos, la canasta de indigencia superó a la inflación general: 3,1%; 19,6% y 31,2%, respectivamente. La diferencia es aún mayor si se toma en cuenta la inflación del Gran Buenos Aires (Indec utiliza los precios de GBA para valorizar la CBA). El IPC-GBA aumentó en el mismo período 2,8%; 19,3% y 30,9%, respectivamente.

La Canasta Básica Total (CBT, se usa para medir pobreza) subió en julio un 2,7% y es el único valor que se encuentra por debajo del IPC general. Sin embargo, en el acumulado anual, se elevó un 20,7%, mientras que la interanual alcanzó la alarmante cifra de 34%. Esto indica que pese a la leve baja a nivel mensual (-0,4 contra IPC Nacional y -0,1 contra IPC-GBA), la canasta de pobreza es la que más sufrió la inflación en los últimos 12 meses y en lo que va de 2018.

Traducido a pesos, estos números determinan que una pareja con dos hijos menores de 10 años necesitan $ 8.118 para no ser indigentes y $ 20.134 para no ser pobres. Si se agrega un tercer hijo, los valores se van a $ 8.539 y $ 21.176, respectivamente.

El gran disparador de estas subas son los precios en los alimentos y el transporte. En julio, el ítem "Alimentos y bebidas no alcohólicas" subió un 4%, mientras que "Transporte" llegó a 5,2%.

En julio de 2019 (según el aumento del 25% dispuesto por el Gobierno Nacional hace diez días), el Salario Mínimo Vital y Móvil llegará a $ 12.500. Con esto, el Salario Social Complementario llegará a $ 6.250.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS