La revolución educativa de Cambiemos, del vaciamiento a un CEO de Phillip Morris

El publicitado "compromiso por la educación" del gobierno esconde una política de despidos, el desmantelamiento de áreas clave como el Plan Nacional de Lectura, Conectar Igualdad y el Progresar, una concepción "meritócrata" de la calidad educativa y el ingreso al ámbito de la educación pública de empresas multinacionales que aportarán contenidos pedagógicos "llave en mano".
16 de Julio de 2016

La revolución educativa que propuso Mauricio Macri en campaña, y que pregona el ministro Esteban Bullrich, arrancó con medidas drásticas. Despidos masivos, vaciamiento de áreas clave, una visión “tecnocrática” y, por fin, el CEO de una tabacalera al frente de la Subsecretaría de Gestión Educativa de la Nación.

Unos 340 trabajadores del Ministerio fueron echados en las últimas semanas. La mayoría, con contratos precarios de la etapa anterior, tercerizados por la Organización de Estados Iberoamericanos. En mayo se les renovó por dos meses, y el 30 de junio les anunciaron el final: colocaron listados, dividiéndolos por horas fichadas. El grupo "A" (los que hicieron ocho horas por día) pasó a un sistema de contratación; el "B” (entre seis y ocho horas) renovó por dos meses; y el "C” (menos de seis horas) quedó sin trabajo. Fue la mayoría. El relevamiento lo hizo Modernización entre marzo y mayo, sin avisarle a nadie. 

“Es muy injusto. No tuvieron en cuenta estudios ni la tarea de cada uno, desde diseñadores hasta los que trabajan en el territorio”, relató Ana Perciavalle, del Plan Nacional de Lectura (PNL). Agregó: “Estos despidos implican desmantelamientos, porque la mayoría integraba los equipos técnico-pedagógicos; así se vacía de contenido las áreas”.

De las tabacaleras a la educación
Desde 2009, el PNL realizó 12.670 acciones de promoción de la lectura con 2.421.963 alumnos y docentes de todo el país. Entregó 87 millones de ejemplares en 50 mil establecimientos; y elaboró colecciones pedagógicas y literarias. Una de las más recordadas fue la de Mafalda, con la participación de Quino. “Hoy el Plan está vaciado. El Ministerio dijo que no iba a producir más catálogos ni publicaciones, ni realizar actividades de formación. Y están suspendidas las visitas de escritores que organizaba el Plan de Lectura en escuelas de todo el país”, reveló Perciavalle, una de las tres empleadas que quedaron. “Es muy perverso. Te quitan tareas, luego dicen que sos ñoqui, y te despiden.”

Estos programas desmantelados están a cargo de Ezequiel Christie Newbery, nuevo subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas. Sin experiencia pedagógica, lo suyo es el tabaco. Arribó de Suiza, donde era gerente de Desarrollo de Productos de Phillip Morris Internacional.

Tecnócratas y meritócratas

Un spot de Presidencia de hace meses arrancaba: “¿Qué se necesita para un '7, mejoraste mucho, seguí esforzándote'?”. El número como meta educativa y límite de lo inclusivo. Esa concepción no es aislada, la bajan en el Instituto Nacional de Formación Docente (INFD), en un contexto donde los grandes medios destacan a un joven de 20 años que se recibe de abogado en 28 meses en La Plata, mientras hay “bochazos” masivos en la Facultad de Medicina platense.

“Gran parte del posicionamiento del Ministerio es totalmente tecnocrático, no hay 'política', sólo 'aprendizaje'. Como si la educación no fuera política. Hasta cambiaron el nombre del área de Políticas Estudiantiles a Asuntos Estudiantiles. En el programa nacional Nuestra Escuela desarrollan secuencias didácticas esquemáticas para aplicar con énfasis en Matemáticas, Lengua y Ciencias Naturales, las mismas áreas que evalúan las pruebas internacionales PISA. Sólo quieren que los chicos respondan bien a esas preguntas estándar”, expresa una fuente del INFD, donde aún no fue aprobado el Plan de Formación. “Están redefiniendo nuevas líneas de becas para 'los mejores promedios'. El tono siempre es de meritocracia, sin apreciar procesos ni historias pedagógicas”.

El gobierno busca darle más poder a quien examina “la calidad educativa”, rechazada por los gremios por su concepción sancionatoria y de competencia salarial. Elevó a Secretaría el área de “Evaluación Educativa”, a cargo de la ex Unicef Argentina, Elena Duro.

Error involuntario 
Unos 69 mil estudiantes se desayunaron estas semanas con otra noticia: habían sido dados de baja del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (Progresar), lanzado en 2014 para incluir a jóvenes vulnerables. Educación y Anses se pasaron la pelota por el supuesto "error", pero sin rectificarlo. Para Julián Di Lorenzo, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional de Lanús, "no es casual, lo hacen para aplicar una política de filtro. Sólo en Lanús hay 4000 beneficiarios y la mitad fue dado de baja”.
La lista de áreas “vaciadas” incluye: los programas Memoria; Educación Sexual Integral; Coordinación de Publicaciones; Educación y Prevención de Adicciones; Comunidad y Convivencia Escolar; Educación Intercultural Bilingüe; Artística; Contextos de Encierro; Jóvenes y Adultos. Se sumaron cesanteados en el Instituto Nacional de Educación Tecnológica, que implementa el fondo nacional para la calidad de la enseñanza de la educación técnica profesional.
El jueves, los trabajadores protagonizaron un “ruidazo” frente al despacho de Bullrich. El cantito: “Olé olé, olé olá, no tengo cuenta en Panamá, soy laburante del Estado Nacional”.
Multinacionales 
El martes, Macri presentó el “Compromiso por la Educación”, que incluye mantener el 6% del PBI (ya fijado por ley), evaluar los procesos e implementar la jornada extendida en escuelas públicas, lo que demandará más docentes. Como invitados estuvieron el titular de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, y el embajador de EE UU, Noah Mamet. La relación privados-educación pública estrecha lazos. Macri estuvo en Davos reunido con Sunny Varkey, fundador de Gems Education Managment Systems, que entrega servicios a instituciones educativas; y con el gerente de Microsoft, Satya Nadella, quien le ofreció un paquete gratis de Office para la comunidad educativa. Días después, la planta de Conectar Igualdad fue despedida. En el negocio de las computadoras también se postuló Clarín, que en la Ciudad maneja el Plan Sarmiento. La educación pública asegura “clientes” todos los años.

Cuenta Marcos Suárez, del Conectar Igualdad de Trenque Lauquen: “Otros años, a esta altura teníamos casi todas las compus entregadas. Y nos deben varios meses de sueldo.” 

Las ONG, con mayor injerencia

Hay otra cara de la injerencia de los privados en la educación pública. El gremio docente Ademys denunció la presencia de la ONG “Enseña x Argentina” en escuelas porteñas. Se trata, afirman, de una asociación financiada por las universidades de San Andrés, Católica y Austral, los bancos HSBC, Galicia y Deustche Bank, y multinacionales como Microsoft, Google y Techint, estas tres interesadas en incorporarse a los contenidos y desarrollos de Conectar Igualdad.

La ONG se propone formar “co-docentes” que intervienen en las aulas como “parejas pedagógicas”, sobre todo en escuelas a las que asisten sectores de bajos recursos, “con un profundo sentido de que todo es posible”, según expresa en su web. Se les paga un equivalente a 30 horas cátedras. “Más o menos 15 mil pesos”, dijeron desde Ademys, citando como antecedente a la ONG ultracatólica “Protege tu Corazón”, encargada de dar educación sexual en las escuelas, por fuera de la currícula oficial, a través de un convenio firmado en 2012 con el Ministerio de Educación porteño que dirigía Bullrich, promoviendo explícitamente la abstinencia sexual. Su fundador, Juan Francisco Vélez, afirma en su página web que “los adolescentes que eligen la abstinencia al menos hasta los 18 años, van a obtener mayores ingresos”.

DOCENTE SANCIONADA POR CRITICAR

Silvia Panarese, vicedirectora de una escuela de Necochea, había cuestionado la política económica implementada por la gestión el presidente Mauricio Macri, durante el acto del Día de la Bandera realizado en la ciudad de Rosario. Fue “pre-sumariada” a raíz de esa exposición.

Plan Fines

Los docentes del Plan FinEs, de donde egresaron 700 mil estudiantes, temen que se corten los convenios con universidades. Especialmente por los alumnos que se inscribieron este año, cuyas matrículas no están confirmadas, lo que generó consultas de los rectores al ministerio. La decisión ahora es descentralizar el plan, y que cada región lo adecue a sus posibilidades. Algunas tienen más oferta que otras.

EZEQUIEL CHRISTIE NEWBERY

Hace quince días fue nombrado nuevo subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación. Estudió Ingeniería Industrial en la UBA y desde 2005 trabaja en tabacaleras. Hizo carrera en Massalin Particulares y fue gerente en Philip Morris.
Hace quince días fue nombrado nuevo subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación. Estudió Ingeniería Industrial en la UBA y desde 2005 trabaja en tabacaleras. Hizo carrera en Massalin Particulares y fue gerente en Philip Morris.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS