Los Juegos de la Juventud 2018, otro negocio para los amigos del macrismo

Al menos seis empresas aportantes de la campaña presidencial de Cambiemos obtuvieron obras para la cita olímpica, que se disputará en octubre en Buenos Aires. Otra beneficiaria es accionista con el Grupo Macri en Autopistas del Sol. Mientras tanto, y a fuerza de sobreprecios, el presupuesto tuvo un crecimiento del 800% desde 2013, el aumento más grande de la historia del olimpismo.

Los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se disputarán en octubre en Buenos Aires, dieron pie a un entramado de negocios en beneficio de empresarios amigos al macrismo: al menos seis firmas aportantes de la campaña de las elecciones presidenciales de Cambiemos obtuvieron obras para la cita olímpica, muchas de ellas con marcados sobreprecios. Otra beneficiada es, directamente, accionista con el Grupo Macri en Autopistas del Sol. 

Desde 2013 hasta hoy el presupuesto original pasó de 1040 a 9000 millones de pesos, un crecimiento del 800%, según informó el periodista Ernesto Rodríguez III en su portal olimpicosargentinos.com. El aumento porcentual más grande en la historia del olimpismo. Y a medida que pasan los días y se acerca la fecha del encendido de la llama, los fondos no paran de inflarse.

Ya se sabe hace tiempo que el deporte olímpico significa la posibilidad de un gran negocio millonario con la obra pública. Y nadie querría perderse un evento de semejante magnitud en Buenos Aires. En ocho meses llegarán 4000 deportistas menores de 16 años de más de 200 países, las futuras estrellas del deporte mundial, que vivirán en la Villa Olímpica, construida especialmente en Villa Soldati. Sus unidades habitacionales serán repartidas a futuro entre viviendas sociales, créditos hipotecarios y desarrollos inmobiliarios en manos privadas.

Desde el Comité Organizador Buenos Aires 2018 aseguraron a Tiempo que las primeras sedes estarán listas para abril, mientras que los estadios serán entregados en junio. Pero expresaron que ellos no pueden dar datos sobre presupuesto ya que le corresponde al Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad. Este diario intentó comunicarse con esa cartera, pero no obtuvo respuesta.

El de Desarrollo Urbano no es cualquier ministerio en la Ciudad. Entre 2016 y 2017 adjudicó 55 licitaciones, de las cuales 44 tuvieron sobreprecios, tal como informó Tiempo en agosto del año pasado. 

Sólo en 2017, los Juegos de la Juventud generaron obras que, en total, sumaron al menos 22 millones de pesos de sobreprecio. A las que se agregan otros 56 millones que se pagaron de más para la "puesta en valor de infraestructuras deportivas del Parque Roca". Los sobreprecios continúan este año. El pasado 26 de enero, le adjudicaron la "Refuncionalización de edificios para operaciones de los Juegos Olímpicos: Ug3 y Galpón 708" a Cavcon SA por $ 9.201.482. La consideraron "la oferta más conveniente". Aun cuando el presupuesto original, pautado por disposición oficial apenas un mes antes, fue de $ 7,9 millones. Casi el 20% de sobreprecio.

CRIBA SA es la encargada de cuatro obras: dos bloques de viviendas ($ 298,6 millones), el estadio de gimnasia ($ 283 millones) y, el año pasado, la construcción de los pabellones A3 y A4 del Parque Olímpico por $ 168,6 millones: ocho millones más respecto de los 160 millones pautados en el presupuesto original. La familia Tarasido es la dueña de la constructora que, por ejemplo, ganó por licitación la construcción del Centro de Exposiciones en Recoleta por 500 millones de pesos, 60 más de lo establecido inicialmente. También hicieron la remodelación de trenes de Retiro, la Plaza Vaticano, los alrededores del Teatro Colón, el Polo Educativo Saavedra y el nuevo edificio del Gobierno de la Ciudad en Parque Patricios. Aportaron 832 mil pesos para la campaña de Macri.

Los Terranova forman otro grupo familiar/empresario que donó dinero a la campaña del PRO: un millón de pesos. Una de sus principales firmas, Publicidad Sarmiento, estará a cargo del servicio integral y de mantenimiento de la señalética durante los JJ OO por 13 millones de pesos, tal como se informó en el Boletín Oficial del pasado 2 de marzo.

El más conocido de los Terranova es Orly, quien durante años intentó tener cierta fama en el Rally Dakar (ganó un par de etapas), se presentó como concejal por Cambiemos en Mendoza y su nombre apareció meses atrás como posible comprador del Grupo Indalo. El Grupo Terranova, original de Mendoza, también es dueño de los medios MDZOnline y MDZRadio, y tiene presencia en Centroamérica.

El ordenamiento de Espacios Públicos para los Juegos quedó en manos de Conorvial. Una de las obras fue por $ 349 millones, un 19% más de lo presupuestado originalmente. En esa empresa hay otro aportante a la lista de Cambiemos. Se trata del vicepresidente Ricardo López Casanegra, que entregó $ 200 mil. Conorvial obtuvo hace apenas un mes la remodelación del subsuelo de la Casa Rosada por $ 255 millones de pesos.
Tres torres de la Villa Olímpica, con 129 departamentos cada una, les correspondieron a Bricons por 179 millones de pesos, 7% más de lo establecido en el plan inicial. Esa obra la ganó en junio de 2015, cuando Macri era aún jefe de Gobierno porteño. En la campaña presidencial ocurrida meses después, el titular de la firma Bricons, Miguel Ángel Raspagliesi, aportó un millón de pesos a Cambiemos. 

A principios de 2017, la construcción del Pabellón C del Parque Olímpico se pautó en 504 millones. Se la llevó Niro Construcciones por 508 millones. Lucio Niro, titular de la firma, aportó en nombre de la compañía medio millón de pesos a las "arcas amarillas" en las elecciones de 2015. Lo hizo asociada a otra firma amiga del gobierno, Riva SA, constructora de tres metrobuses porteños.

Las viviendas de la Villa Olímpica, que a futuro se destinarán a créditos hipotecarios, viviendas sociales y locales comerciales, se dividieron en diez licitaciones. La de "Viviendas II" la obtuvo una Unidad Transitoria de Empresas (UTE) entre Emaco y Lanusse SA por $ 148,8 millones. Curiosamente, postuló hacerla por 30 millones menos que la que le seguía en la lista de mérito. Una diferencia que no suele verse en este tipo de licitaciones. Son dos firmas cercanas al oficialismo porteño. Integrantes de la familia Lanusse, incluido su actual presidente Roberto Fernando, donaron 63 mil pesos para la campaña de 2015. Y Emaco tiene como directores a Federico León Bensadón y Alberto Luis Gutiérrez, que también integran el grupo societario que preside Telemetrix SA.

¿Qué hace Telemetrix? Concesiona el complejo de Costa Salguero, utilizado históricamente por el PRO como su búnker de globos. Ahí también ocurrió la tragedia de Time Warp, que dio a conocer el ínfimo canon de 65 mil pesos mensuales que Telemetrix le paga a Ciudad por ese lugar, donde subalquila locales a un valor de 200 mil dólares. Como en el resto de las firmas: todo ganancia. Pero los nexos son más profundos. El directorio de Telemetrix también lo integra Fernando Adolfo Polledo Olivera, esposo de la actual diputada del PRO (y ex vicepresidenta de la Legislatura porteña), Carmen Polledo.

Hay un último caso polémico. A mitad de 2015, cuando Macri aún era jefe de Gobierno porteño, Dycasa ganó dos contratos para construir seis torres de la Villa Olímpica, por un total de $ 329 millones. No hubiera sido nada raro si no fuera porque la firma compartía en ese entonces (y lo hicieron hasta hace pocos meses) el directorio de Autopistas del Sol con SIDECO Americana, firma del Grupo Macri.

Angelici y Caputo, dos nombres que nunca faltan

No todo termina con esos números en los Juegos de la Juventud. Si bien no son aportantes, otras tantas licitaciones para Buenos Aires 2018 cayeron en manos de empresarios ligados al PRO. Aparecen nombres como los de Nicolás Caputo y Daniel Angelici, amigos del presidente Mauricio Macri. Una de las firmas beneficiadas es Cunumi SA, de Raúl Orsini, con un acumulado de $ 172 millones por un módulo de 87 departamentos y un jardín de infantes. El titular de la firma reconoció hace diez años ante el entonces juez Guillermo Montenegro "no haber ejecutado las obras que le habría encomendado Skanska SA, con facturas por el 10% del monto total". 

Cunumi tuvo como contador a Ángel Guidoccio, quien a su vez es contador y amigo de Daniel Angelici y secretario de Economía y Presupuesto de Boca. Fue acusado de evasión por $ 1,5 mil millones. 

No podía faltar SES SA, empresa que le pertenece al íntimo amigo presidencial, Nicolás Caputo. Se ganó un contrato de electrificación de la Villa Olímpica por $ 41 millones. 

Un total de $ 101 millones le fue pagado a UCSA para hacerse cargo de la red pluvial y de gas para el comedor de la Villa. La firma es propiedad del sojero Manuel Santos Uribelarrea, quien por la suma de 800 mil dólares (precio que triplica el valor de mercado) compró un campo perteneciente a los Blanco Villegas, la familia materna del presidente Macri.

Otros gastos millonarios

En las últimas semanas, las publicaciones del Boletín Oficial no pararon de vincularse a otras licitaciones que se destinan a determinados rubros para Buenos Aires 2018 y que llaman la atención por lo excesivo de sus gastos. La Unidad de Proyectos Especiales Juegos Olímpicos (UPEJOL), en conjunto con la Secretaría de Transporte porteña, destinará $ 75,5 millones para la contratación de un servicio de vehículos con chofer con el fin de "garantizar el traslado de los usuarios acreditados hacia las sedes de competencia y entrenamientos, sedes de control antidoping, sedes de ceremonias de apertura y clausura y zona de hoteles a lo largo de la duración del evento". 

Otros $81,3 millones irán para un "Servicio integral de relevamiento, producción, instalación, mantenimiento y posterior remoción de elementos de Look of the Games para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018", algo así como la identidad gráfica de la marca BA 2018. Revista Qué publicó en su edición 161 otras tantas millonadas de dinero que se gastarán en "ropa de cama, abrigo y baño" (20 millones), "muebles de apartamentos y afines" (24 millones) y "muebles de pichonera, interiores de placard y otros" (10,2 millones). El "servicio de prensa y marketing digital", en tanto, quedó a cargo de Havas Media Argentina por $ 23 millones, mientras que ya se licita el "servicio profesional de traducciones", estipulado en $ 6,7 millones; y otros $ 20 millones van para la coordinación de los voluntarios, que tuvo más de 26 mil candidatos registrados. 

Otro gran negocio de los Juegos: la provisión de tecnología para todo el evento con una red de fibra óptica de más de 70 kilómetros, 120 pantallas grandes, puntos de acceso WiFi, más de 300 televisores. Es una inversión que supera los $ 500 millones y que fue obtenida por Telecom, empresa asociada a Cablevisión, del Grupo Clarín.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS