Radio Rivadavia incorpora a Majul y Viale, y sale a competir fuerte con Mitre

La emisora hace muy poco estuvo a punto de quebrar y hoy es una de las más escuchadas. Apuesta a un modelo similar al de la Radio 10 de Daniel Hadad y sueña con disputarle el primer lugar a la AM del Grupo Clarín.
10 de enero de 2021

El mercado de pases de la radiofonía porteña que se desata en diciembre y enero tiene en Radio Rivadavia a una de sus grandes protagonistas. Su programación de 2020 contaba con tres figuras centrales: Baby Etchecopar, Eduardo Feinmann y Oscar González Oro. Conductores exitosos desde el armado de Radio 10 por Daniel Hadad, que rápidamente lograron convocar a una buena cantidad de audiencia que re-posicionó a la emisora de la lechuza. La oferta diaria se completaba con Fernando Carnota y Nelson Castro. Con esta programación, Rivadavia pasó de 83 mil oyentes en diciembre de 2019 a 258 mil oyentes actuales.

Pero ahora la emisora va por más. En febrero comenzarán sus programas diarios Luis Majul (de 6 a 9) y Jonathan Viale (de 15 a 17), mientras La Oral Deportiva perderá centralidad al pasar a un horario nocturno (a las 23). Estas incorporaciones son la confirmación de varias cuestiones.

Marcelo Figoli, director de la radio, piensa que en la AM hay lugar para todos. “Creemos que cada medio debe construir una audiencia. Las radios de AM con opinión y política tienen que estar trabajando para algún tipo de comunidad de oyentes. Nosotros tenemos la 990 donde intentamos construir algo que tenga que ver con la centro-izquierda y el progresismo. En Rivadavia hemos construido una programación que va a la centro-derecha y a un público que se siente identificado con una postura conservadora”.

La segunda cuestión confirmada es que existe una alta conexión entre las audiencias de las señales de noticias y las de radio AM donde, parece, funcionan las mismas fórmulas. Esto nos habla de audiencias adultas (por encima de los 40 años) con una visión política y social más conservadora y afín a, por ejemplo, los postulados de la actual oposición. En ese marco, se destacan las dificultades para crecer de emisoras como la AM 750, Radio 10 o Splendid en radio o de C5N en cable (que parece haber tocado su techo).

Sobre esta competencia, Figoli piensa que “en Rivadavia tenemos una competencia más general con La Red, Continental y Mitre. Están en un segmento más de centro o centro-derecha y es más competitivo. Nosotros movimos el árbol de las AM con propuestas más agresivas desde la comunicación, con el móvil en la calle, con el proyecto de La Liga. Es una radio que refresca la competencia de la AM que en 2020 creció en el encendido a diferencia de las FM. El argentino es un aficionado a la radio y conforme va creciendo en edad, agarra las costumbres que fueron parte de su vida y de su familia”.

La tercera cuestión que confirma los movimientos de Rivadavia es la centralidad de pensar una propuesta artístico-editorial y plasmarla en forma de programación más allá de las figuras convocadas. Rivadavia es una de las pocas emisoras porteñas que sostiene una coherencia en la oferta artística y editorial a lo largo de su grilla. Las nuevas figuras convocadas forman parte del mismo espectro ideológico-editorial. Pero además, la línea editorial es mostrada como la principal marca de la emisora. Si sintonizás Rivadavia, sabés lo que vas a encontrar: hombres de más de 50 años con una postura ideológica conservadora.

“El 75% de nuestro éxito –manifiesta Figoli– se lo atribuyo a la búsqueda del concepto general de la radio y el resto está en la persona o figura que conduce. Si después la figura que conduce es popular es un atajo para generar audiencia más rápidamente. Por eso tuvimos que hacer algunos cambios en 2021, porque queremos una radio que todo el día tenga rigor periodística, que venís a Rivadavia y te informás, que los programas mantienen una unicidad de hablar de lo que pasa en el día. No es una radio donde te encontrás nichos en la programación”.

Radio Rivadavia estuvo muy cerca de desaparecer. En 2019, Marcelo Figoli se hizo cargo de la gestión de la emisora tras largas negociaciones con el juez que tramitaba la quiebra (anteriormente comandada por Guillermo Whpei y Luis Cetrá). En muy poco tiempo, el grupo Alpha Media –que además gestiona la AM 990 (ex Splendid), Radio Colonia, FM Blue y Rock & Pop– logró posicionar a la histórica AM 630 entre las más escuchadas.

Desde ese entonces Figoli tuvo clara la estrategia: “Rivadavia apuesta a un colectivo periodístico y de conducción con ideas similares que está generando una empatía muy importante en el porteño y las grandes urbes con la gente de clase media, clase baja formada y clase alta. Estamos con 50 por ciento de mujeres, es una audiencia bastante generalista”.

En 2021 se verá una competencia más fuerte entre propuestas conservadoras en el éter porteño. La audiencia responde y las programaciones se refuerzan. A la derecha, parece, hay lugar. «

También podés leer: La debacle de la Metro: ¿fin de ciclo, desmanejos empresariales o un modelo de radio en crisis? 

También podés leer: Cien años de radio: un recorrido repleto de magia y desafíos constantes

También podés leer: Por una radio inclusiva

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual