Susana evadió el convenio laboral de su chofer y el gremio le reclama $3,6 millones

Es por los aportes a la entidad que evadió durante cinco años. Una vez que la conductora se mudó a Punta del Este, los dirigentes enviaron una carta documento por temor a no poder cobrar. El empleado cobraba menos de la mitad de lo que dicta la ley.

(Foto: TELAM)
29 de Mayo de 2020

Luego de haber protagonizado un escándalo la semana última por eludir la cuarentena y volar en avión privado a Uruguay para continuar la reclusión en su casa ubicada en Punta del Este, Susana Giménez incurrió en una nueva polémica. Ahora se conoció una falta grave en lo que se refiere a la legislación laboral vigente. Según denunció el sindicato de choferes privados, la diva de los teléfonos mantuvo durante cinco años a su chofer particular encuadrado en un convenio ajeno a la actividad que realiza.

Marcelo Ahumada, el trabajador involucrado, percibía un salario de $25 mil mensuales cuando, según fuentes gremiales, el salario básico de la actividad se ubica en $55 mil y puede llegar a $90 mil con las sumas extraordinarias derivadas de la antigüedad y horas extras.

Por ese motivo el sindicato intimó a que Susana Giménez abone la suma de $3.600.220 a la entidad en concepto de “retenciones y contribuciones solidarias en favor del Sindicato de Choferes Particulares” por un período de cinco años. Luis D’ Angele, dirigente del sindicato de choferes particulares, explicó a Tiempo que “ella dice que paga todos sus impuestos siempre, pero es mentira”. 

Por eso, señaló que "el sindicato la intimó con un requerimiento como hacen todos los gremios en estos casos”, aunque la respuesta no fue la esperada: “Nunca nos dio bolilla y, una vez que se fue del país, no nos quedó más remedio que enviarle una carta documento para solicitar que pague lo que nos está debiendo”.

La misiva, que da inicio a un proceso de tipo judicial, fue enviada el jueves último y reclama el pago inmediato de ese monto en favor del gremio involucrado en concepto del 4% del salario de los últimos años que corresponden a la entidad según lo dispone la ley de Asociaciones Sindicales. 

D’ Angele recordó que, durante el período en el que Ahumada sufrió la vulneración de sus derechos ,además de los requerimientos dirigidos a ella misma, presentaron pedidos de inspección en el Ministerio de Trabajo. "Pero durante el macrismo no hubo personaje más cubierto por el poder que Susana Giménez, junto con Mirtha", agregó. 

Jorge Triaca, el ex ministro de Trabajo de Cambiemos, había estado involucrado en un escándalo por mantener a su empleada doméstica sin registrarla.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS