El secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, cuestionó hoy los descuentos del 50% en los supermercados que lleva adelante el gobierno provincial el segundo miércoles de cada mes y advirtió que “va a provocar el desfinanciamiento de las arcas del Banco Provincia”. 

De paso por La Plata, donde encabezó una charla en la seccional gremial local, el gremialista consideró que se trata de una medida efectista y mostró sus dudas sobre los beneficios que implica para el bolsillo de los bonaerenses.  “En primer lugar va a provocar un desfinanciamiento de las arcas del Banco Provincia este esquema que tienen y, además, tengo mis dudas sobre la efectividad del descuento para el consumidor porque hoy en los supermercados tenés descuentos del 20 o 25%, de acuerdo a la tarjeta, y sin ningún tipo de límite. Es decir que si gastás 10 mil podés tener 2500 de descuentos y no 1500 pesos”, puntualizó Palazzo. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El titular de La Bancaria también cuestionó que el descuento sólo esté disponible en las grandes cadenas de supermercados e hipermercados. “Apuntan nuevamente a un proceso de concentración porque ¿por qué se excluye a los comercios de barrio o los supermercados locales? El cliente termina comprando en cadenas de supermercados, la mayoría de ellas extranjerizadas, y los almaceneros y pequeños comerciantes pierden. No se han medido las consecuencias que puede tener esta medida; ellos priorizaron el golpe de efecto”, dijo y agregó que las largas colas en los supermercados, como las que se vieron en el hipermercado Nini una semana atrás, “demuestran muy claramente la necesidad que hay y que las cosas no están tan bien”. 

Palazzo arremetió contra el gobierno nacional por la situación social y económica y también por la reforma laboral que pretenden impulsar después de las elecciones de octubre. “El gobierno tiene una impronta vinculada al sector sindical que es muy peligrosa porque apuntan a dejarnos sin derechos. Quieren trabajadores sin ley sin derechos con jueces sumisos y con organizaciones gremiales diezmadas. Ideológicamente, el gobierno tiene una aversión a los trabajadores”, señaló y reiteró que es necesario llamar a un paro general de los trabajadores antes de las elecciones.