La Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron en conjunto este domingo que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus sigue vigente y ratificaron que en los distritos con más de 500.000 habitantes no están autorizadas las salidas de esparcimiento en la nueva etapa de la cuarentena.

Las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Axel Kicillof (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba) y Omar Perotti (Santa Fe) efectuaron la aclaración debido a que en las grandes capitales y otras ciudades con población superior a medio millón de habitantes hubo ciudadanos que se anticiparon a salir, incluso con sus hijos, pese a que aún no se había publicado el nuevo DNU del presidente Alberto Fernández en el Boletín Oficial y que, en consecuencia, no están reglamentadas las salidas.

El texto completo del comunicado es el siguiente: 

“En cumplimiento de lo anunciado en el día ayer por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para esta nueva etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, cada Provincia debe determinar la habilitación de las nuevas actividades permitidas según la situación epidemiológica y demográfica. A tal efecto, cada Provincia procedió a diferenciar, según las localidades y sus características, la conveniencia de aplicar el régimen para las salidas de esparcimiento de una hora. En aquellas localidades con baja densidad poblacional y escasa o nula circulación viral, se permitirán las salidas de esparcimiento en las condiciones que se consensuen con las autoridades municipales. Mientras que, en aquellos grandes aglomerados urbanos con circulación viral, no se habilitarán las salidas de esparcimiento de una hora, y tal como expresó el Presidente en el día de ayer, el aislamiento social, preventivo y obligatorio se mantiene sin modificaciones. Esta decisión fue tomada en consulta con el Gobierno Nacional. No obstante, se seguirá analizando la evolución de la tasa de contagios y, de ser ésta favorable, se evaluarán las diferentes alternativas que podrían permitir la habilitación de algún tipo de salidas de esparcimiento con modalidades restringidas. Estas decisiones se consensuarán con los respectivos intendentes municipales de cada uno de los respectivos territorios”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Más tarde, se sumaron a la prohibición las provincias de San Luis, Tierra del Fuego, Tucumán, Corrientes y Misiones, que se manifestaron en el mismo sentido.

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, aclaró que en la provincia “no se autorizarán las caminatas recreativas” durante la próxima etapa del aislamiento social ya que “tiene características particulares”, como alta densidad poblacional, “y no están dadas las condiciones” para que eso suceda.

Por su parte, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, explicó a través de su cuenta de Twitter que “el aislamiento social continúa hasta el 10 de mayo” y que conversó con el ministro del Interior, Wado de Pedro, “para trabajar en el desarrollo de esta tercera etapa, que es la cuarentena administrada”. “En todo este tiempo recorrido, además de evitar contagios también se ha reforzado el sistema de salud y no podemos retroceder. Debemos seguir alertas, el virus en nuestra provincia aún está presente”, explicó el mandatario fueguino. “Todo nuestro apoyo al Presidente y al equipo de expertos que hoy nos conducen a la mejor salida posible de la pandemia”, concluyó Melella.

Antes que Manzur y Melella, fue el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien aclaró en la noche del sábado y luego del mensaje del presidente Alberto Fernández, que en la provincia que comanda “las clases no comenzarán, el esparcimiento no, las juntadas no” pero, “veremos cómo flexibilizamos algunas situaciones”.